Última Hora

Internacional

Los 300 kurdos secuestrados por islamistas en Siria fueron liberados

Combatientes islamistas liberaron el lunes por la noche a unos 300 civiles kurdos que habían secuestrados horas antes en un puesto de control en la provincia de Idleb.

AFP Agencia 6/4/2015 09:03

Combatientes islamistas liberaron el lunes por la noche a unos 300 civiles kurdos que habían secuestrados horas antes en un puesto de control en la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, indicaron fuentes kurdas y una ONG.

"Las 300 personas a bordo de cinco autobuses y un minibús procedentes de la localidad kurda de Afrin fueron liberadas el lunes por la noche después de haber sido retenidas durante todo el día por el grupo islamista Jeich al-Islam cuando se dirigían a Alepo para recibir su salario", anunció a la AFP Nawaf Khalil, portavoz en Europa del Partido de la Unión Democrática (PYD).

"Fueron liberadas en canje por tres islamistas que habían sido detenidos previamente por las fuerzas kurdas de Afrin", explicó. El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) confirmó la liberación del grupo.

Los grupos islamistas aliados a los yihadistas del Frente Al Nosra son muy activos en la provincia de Idleb, donde combaten al régimen de Damasco.

Este Frente, rama siria de Al Qaida, tomó Idleb, la capital de la provincia del mismo nombre, el 28 de marzo con la ayuda de una coalición de organizaciones rebeldes islamistas.

No es la primera vez que este grupo y sus rivales del Estado Islámico (EI) secuestran a grupos numerosos de kurdos o cristianos; en febrero, este último secuestró a unos 220 cristianos asirios.

Desde hace cuatro años, Siria vive una guerra civil en la que intervienen varios grupos yihadistas que luchan no sólo contra el régimen, sino también contra otros rebeldes moderados.

Por otro lado, en la provincia de Hama, siete personas murieron y 28 resultaron heridas por bombardeos del EI contra Salamiyé, una localidad de población ismaelita, una rama del islam derivado del chiismo, indicó el OSDH. En represalia, el ejército sirio respondió bombardeando el sector este de la localidad controlada por los yihadistas del Estado Islámico y del Frente Al Nosra.

El 31 de marzo, en la misma región, el EI había ejecutado al menos a 30 personas, entre ellas varios niños, un ataque contra Majaubé, un pueblo donde conviven sunitas, alauitas y ismaelitas.