Última Hora

Internacional

¿La marca de Robert Moreno? Una España inmutable pero innovadora

Tras haber reinado sobre el fútbol con un triplete histórico Eurocopa-Mundial-Eurocopa entre 2008 y 2012, España atraviesa desde entonces una periodo de turbulencias

AFP Agencia 4/9/2019 06:20

Nombrado de forma sorpresiva seleccionador nacional, el desconocido Robert Moreno afronta su primer gran desafío el jueves contra Rumanía en un clasificatorio para la Eurocopa 2020 con la intención de plasmar su huella en la Roja.

Tras haber reinado sobre el fútbol con un triplete histórico Eurocopa-Mundial-Eurocopa entre 2008 y 2012, España atraviesa desde entonces una periodo de turbulencias: ha pasado por cinco seleccionadores en dos años, el último Robert Moreno, nombrado en junio tras la renuncia de Luis Enrique (2018-2019), de luto por la muerte de una de sus hijas.

Pero, desde marzo, Robert Moreno, entonces segundo del asturiano, tomó las riendas de la Roja ante la difícil situación familiar de su mentor y amigo con éxito: tres clasificatorios para la Eurocopa saldados con otras tantas victorias frente a Malta (2-0), Islas Feroe (4-1) y contra Suecia (3-0).

- Un juego sin revolución -

En estos tres partidos, España mantuvo su juego de pases trufado de transiciones rápidas elaborado por Luis Enrique, que quería hacer menos previsible el sacrosanto toque español.

"El estilo de juego que nos gusta era parecido, quizás vais a ver matices en algunas variantes, pero básicamente vamos a intentar encontrar algo parecido a lo que teníamos antes, que es tener el balón con sentido, no simplemente por tenerlo, encontrando profundidad cuando sea necesario", dijo el martes Moreno en rueda de prensa.

Poniendo el acento sobre la eficacia para evitar el juego estéril que a menudo ha lastrado a la Roja: "Quiero que cada ataque se convierta en una situación de tiro", dijo el técnico catalán.

- No hay vacas sagradas -

Contrariamente a algunos de sus predecesores como Vicente del Bosque (2008-2016), muy fiel a sus figuras, Robert Moreno aboga por la competencia en todos los puestos.

Su primera lista, desvelada el pasado viernes, incluía algunas sorpresas como los debutantes Unai Núñez (Athletic de Bilbao) y Pablo Sarabia (Paris SG), del que el seleccionador espera "mucho": "Te puede dar juego entre líneas, asiste, además marca goles".

Y los veteranos de ayer no tienen una plaza garantizada, advirtió Moreno, elogioso pero también intransigente en cuanto a su capitán Sergio Ramos.

"Quiero que él también piense que si baja el nivel no va a jugar, por una cuestión de egoísmo propio", afirmó, antes de asegurar que "tiene que haber competencia, si ya crees que vas a jugar siempre, esto hace bajar el pistón y yo no quiero que nadie baje el pistón".

De la misma manera, en la portería, Moreno promete una rotación entre David de Gea, Kepa Arrizabalaga y Pau López porque "la competencia es buena".

- Un estilo novedoso -

En algunas apariciones ante la prensa, Robert Moreno ha seducido con su franqueza y modestia: los medios aplaudieron sus declaraciones el martes cuando afirmó estar dispuesto a "dar un paso al lado" y volver a trabajar como segundo de Luis Enrique, si este decide volver a la selección.

Prolijo con la prensa, el catalán contrasta con la ironía distante del asturiano y su recorrido como empleado de banca reconvertido en entrenador, aporta frescura a un entorno muy rígido.

Este especialista de los análisis de video y de las nuevas tecnologías, que participó en la creación de una editorial dedicada al deporte, atrae por su agudo conocimiento técnico: es incluso el autor de un libro titulado "Mi receta del 4-4-2".

La única vez en que ha alzado la voz por ahora es respecto al interminable conflicto entre la Federación Española de Fútbol (RFEF), de la que es empleado, y la la liga de fútbol profesional (LaLiga): pidió a ambos organismos una mejor colaboración para permitirle seguir utilizando Media Coach, un programa de análisis de vídeo puesto a punto por LaLiga.