Última Hora

Internacional

La Iglesia católica dedicará el año 2015 a religiosos y religiosas

La Iglesia católica dedicará un "año especial" en 2015 a los cientos de miles de religiosos y religiosas que el papa Francisco invita a renovarse...

AFP Agencia 31/1/2014 11:21

La Iglesia católica dedicará un "año especial" en 2015 a los cientos de miles de religiosos y religiosas que el papa Francisco invita a renovarse para responder a los cambios del mundo contemporáneo.

Durante este "año especial", que se abrirá en octubre de 2014, se abordarán temas como las relaciones entre obispos y congregaciones religiosas, la gestión de los bienes y su posible cesión a católicos laicos, o la lucha contra el individualismo, bajo el impulso del papa Francisco.

"Prevemos ofrecer en un plazo breve a los diversos institutos de vida consagrada orientaciones sobre la gestión de los bienes", anunció en rueda de prensa el número dos de la influyente Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, el español José Rodríguez Carballo.

Por su parte, el brasileño Joao Braz de Aviz, prefecto de esta Congregación, recalcó que había que reanimar el impulso del Concilio Vaticano II, hace 50 años, para ayudar a las congregaciones a superar "debilidades e infidelidades".

El papa Francisco, recordó, insistió ante los superiores de las congregaciones sobre "la fraternidad que hay que volver a descubrir" cuando, "a veces", los religiosos o las religiosas cayeron en "el individualismo".

"En un momento de grandes cambios, se trata de adaptarse, pero sin perder los fundamentos evangélicos", recalcó el brasileño.

Esto puede ser "duro", pero los religiosos "no pueden tener dos rostros". Para Joao Braz de Aviz, creer "que se pueda volverse perfecto convirtiéndose en religioso es falso". Así, "una madre de familia es a menudo más perfecta" que una religiosa, estimó.

En algunos casos, fundadores que aportaron un "carisma" a un nuevo movimiento no eran coherentes, agregó, aludiendo así al fundador de la Legión de Cristo, Marcial Maciel, apartado de la Iglesia en 2006 tras una condena por pedofilia y su triple vida con dos mujeres y varios hijos.

Según la Iglesia, en 2010 había más de 54.000 religiosos que no eran sacerdotes y más de 721.000 religiosas.