Última Hora

MinneapolisEstados Unidos | El jurado en el juicio del expolicía blanco acusado de matar al afroestadounidense George Floyd en Minneapolis, norte de Estados Unidos, comenzó sus deliberaciones el lunes, después de que el fiscal pidiera una condena por "asesinato" por lo que consideró un "abuso de autoridad impactante".

Derek Chauvin, de 45 años, es acusado de tres cargos de asesinato y homicidio involuntario por la muerte de Floyd el 25 de mayo de 2020, en un caso que provocó protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial en todo el mundo.

"Deben ser absolutamente justos", les dijo el juez Peter Cahill a los 12 miembros del jurado, pidiéndoles que "evalúen y sopesen las pruebas y apliquen la ley". 

Chauvin fue grabado en video arrodillado sobre el cuello de Floyd, quien fue inmovilizado boca abajo esposado en el suelo durante más de nueve minutos suplicando: "No puedo respirar".

En sus alegatos finales al jurado, que examinará a puerta cerrada, el fiscal Steve Schleicher mostró y mencionó el video grabado por una transeúnte testigo del arresto de Floyd por presuntamente usar un billete falso de 20 dólares para comprar un paquete de cigarrillos.

"Pueden creer lo que vieron", dijo. "No se trató de vigilancia policial, se trató de asesinato", insistió. "Nueve minutos y 29 segundos de abuso de autoridad impactante".

"El acusado es culpable de los tres cargos. Y no hay excusa", afirmó Schleicher. 

Según el fiscal, Floyd "pidió ayuda con su último aliento", pero Chauvin no lo asistió. "George Floyd no era una amenaza para nadie", aseguró Schleicher. "No estaba tratando de lastimar a nadie". 

"No fue estrangulamiento" 

De su lado, el abogado defensor Eric Nelson aseguró al jurado que Chauvin "no usó fuerza ilegal a propósito".

"Esto no fue un estrangulamiento", dijo, y justificó las acciones de Chauvin y los otros policías que mantuvieron a Floyd en el suelo. 

Según Nelson, la enfermedad cardíaca de Floyd y su consumo de drogas fueron factores decisivos. 

"Están tratando de convencerlos de que la enfermedad cardíaca del señor Floyd no jugó ningún papel", dijo. "No estoy sugiriendo que esto fue una muerte por sobredosis (...) pero es absurdo decir que esto no incidió". 

Nelson instó al jurado a declarar no culpable a Chauvin: "El Estado no ha podido probar su caso más allá de una duda razonable", afirmó.

Tensión en Minneapolis 

La tensión era alta en Minneapolis al inicio de las deliberaciones del jurado. Tropas de la Guardia Nacional fueron desplegadas allí después de que Daunte Wright, un joven negro de 20 años, fuera abatido a tiros en las afueras de la ciudad el 11 de abril por una mujer policía blanca.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, fue consultada sobre la preparación del gobierno federal antes del veredicto.

"Estamos en contacto con las autoridades locales, con los estados, con los gobernadores, con los alcaldes", dijo. 

"Continuaremos alentando protestas pacíficas, pero no vamos a adelantarnos al veredicto", agregó.

Nelson le pidió al juez que declarara el juicio nulo después de que la congresista demócrata negra por California Maxine Waters, asistiera a una protesta en Minnesota. 

"Espero que obtengamos un veredicto que diga, culpable, culpable, culpable", dijo Waters. "Tenemos que quedarnos en la calle y tenemos que exigir justicia". 

El juez Cahill, visiblemente frustrado, denegó la solicitud de anulación del juicio, pero dijo: "Desearía que los legisladores dejaran de hablar sobre este caso".

¿Razonable o excesivo?

Chauvin, vestido con un traje gris claro y camisa azul oscuro y corbata azul, se quitó el tapabocas para escuchar los argumentos finales.

Entre los 38 testigos de la acusación, Darnella Frazier, la adolescente que grabó el video que se volvió viral, dijo que Floyd estaba "asustado" y "rogando por su vida". 

Donald Williams, de 33 años, declaró que llamó al 911 para denunciar un "asesinato" después de que se llevaran a Floyd en una ambulancia.

Gran parte de la fase de presentación de pruebas del juicio giró en torno a si Chauvin había realizado un uso razonable o excesivo de la fuerza.

Un patólogo forense retirado llamado por la defensa dijo que Floyd murió de un paro cardíaco provocado por una enfermedad cardíaca y por las drogas ilegales fentanilo y metanfetamina halladas en su cuerpo.

Pero los expertos médicos llamados por la acusación Floyd aseguraron que murió por falta de oxígeno causada por la rodilla de Chauvin en su cuello, y que las drogas no fueron un factor decisivo.

La defensa también llamó a un oficial de policía retirado que dijo que el uso de la fuerza de Chauvin contra Floyd estaba "justificado".

Los policías que testificaron para la fiscalía, incluido el jefe de policía de la ciudad, dijeron sin embargo que el uso de la fuerza había sido excesivo e innecesario.

Una condena por cualquiera de los tres cargos requerirá que el jurado emita un veredicto unánime.

Chauvin enfrenta hasta 40 años de prisión si es condenado por la acusación más grave: asesinato en segundo grado.

Otros tres ex policías, Tou Thao, Thomas Lane y Alexander Kueng, también enfrentan cargos por la muerte de Floyd y serán juzgados por separado este año.