Última Hora

La junta militar de Birmania lanzó el jueves nuevos cargos de corrupción contra la exjefa del gobierno civil Aung San Suu Kyi, acusada de haber recibido sobornos por un monto de 600.000 dólares y más de 11 kilos de oro.

"Hemos sabido que la propia Aung San Suu Kyia aceptó 600.000 dólares y 11,2 kilogramos de oro. La comisión anticorrupción ha iniciado una investigación", dijo el jueves en Naipyidó el responsable de información de la junta Zaw Min Tun.

Detenida desde el golpe militar del 1 de febrero, Aung San Suu Kyia fue imputada a comienzos de marzo de violación de la ley de telecomunicaciones y de "incitación al desorden público".

Antes ya había sido acusada de importación ilegal de talkies-walkies y de no haber respetado las restricciones sanitarias relativas a la pandemia de covid-19, acusaciones consideradas extravagantes por los observadores internacionales.

La próxima audiencia de su juicio está prevista el 15 de marzo.