Última Hora

París, Francia | La jugadora del equipo femenino del París SG Aminata Diallo "desmiente formalmente las acusaciones" de las que fue objeto luego de la agresión que sufrió su compañera Kheira Hamraoui el 4 de noviembre, indicó este viernes su abogado Mourad Battikh a la AFP.

"Aminata Diallo conoció con estupefacción que es sospechosa de estar ligada con la agresión de la que ella y su compañera Kheira Hamraoui fueron víctimas el pasado 4 de noviembre. Ella desmiente formalmente esas acusaciones", indica el abogado en un comunicado transmitido a la AFP.

"Aminata Diallo lamenta la patraña perfectamente artificial de una rivalidad entre ella y Kheira Hamraoui que justificaría que ella se enfrentase a su compañera. Esta teoría no corresponde en nada con la verdadera naturaleza de su relación", prosigue el abogado en el comunicado, desechando la hipótesis de una emboscada orquestada para beneficiarse de una lesión de Hamraoui, que juega en el mismo equipo y posición que ella.

El club de la capital está conmocionado por la violenta agresión de la que fue víctima Hamraoui, internacional francesa de 31 años, en la noche del 4 de noviembre al regresar de una cena de equipo. 

La exjugadora del FC Barcelona sufrió golpes en las piernas propinados con una barra de hierro por dos hombres que huyeron, según la fiscalía de Versalles.

Su compañera Aminata Diallo, testigo de la escena, fue detenida e interrogada interrogada el miércoles y después puesta bajo custodia, antes de ser liberada el jueves por la tarde sin cargos en su contra.

- Pistas mucho más serias -

"Otras pistas mucho más serias que están por el momento siendo consideradas por los investigadores no implican en absoluto a mi cliente", afirma su abogado.

"Aminata Diallo lamenta la exageración mediática que la ha condenado de antemano, sin fundamento, y recuerda que no dudará en defender sus derechos ante la justicia si es necesario contra toda difamación", prosigue el texto.

Diallo, de 26 años y también internacional francesa, había respondido sin abogado a los investigadores de la policía judicial de Versalles.

"Ella cooperó por completo en facilitar el trabajo de los investigadores y salió libre", recordó su abogado.

Contactado por teléfono por la AFP, Mourad Battikh explicó que su clienta "estaba profundamente dolida por la exageración mediática en torno a este caso".

El asunto ha tenido impacto en el PSG, que este domingo debe disputar un partido en la cumbre en la primera división francesa contra el Lyon.

El club parisino pidió este viernes el aplazamiento del choque previsto el domingo (20h00 GMT) en Lyon, pero la Federación Francesa de Fútbol, organizadora de la primera división femenina, rechazó la solicitud.

- Descanso para las dos -

Las jugadoras del equipo femenino del París SG entrenaron este viernes, a dos días del partido ante el Lyon, sin Kheira Hamraoui ni Aminata Diallo.

La sesión tuvo lugar a puerta cerrada en la mañana del viernes en el centro de entrenamiento de Bougival, con un dispositivo de seguridad especial.

En París, el club suspendió la conferencia de prensa inicialmente prevista este viernes con el entrenador Didier Ollé-Nicolle y una jugadora, por temor de que todas las preguntas se refiriesen al caso.

Hamraoui y Diallo se reunieron este viernes con Ulrich Ramé, mánager de la sección femenina.

Un amigo de ambas futbolistas, también interrogado en el marco de la investigación, aseguró que no tenía "nada que ver" con la agresión.

"Explicó que conocía a ambas jugadoras y que había tenido contacto telefónico con ambas en el pasado, sin vínculo con este caso", indicó a la AFP su abogado Frederic Lalliard.

Los investigadores llegaron a este hombre de 34 años al descubrir comunicaciones con un teléfono localizado cerca de la prisión de Lyon-Corbas, donde estuvo en detención provisional más de nueve meses en un caso de extorsión y secuestro.

"Frecuenta el medio del fútbol desde hace mucho tiempo, conoce varios jugadores y jugadoras, algunos contactos con jugadoras parisinas se remontan a más de seis meses", señaló Lalliard.