Última Hora

Manifestantes bloquearon el lunes varias carreteras en Líbano, entre ellas las principales arterias que llevan a la capital, tras una nueva depreciación de la moneda y una persistente crisis política de fondo.

Según periodistas de la AFP, los manifestantes bloquearon la mayoría de los accesos a Beirut desde la mañana, enarbolando pancartas en las que se leía "Día de la ira".

Estos grupos incendiaron contenedores de basura y neumáticos, lo que provocó columnas de humo negro por encima de la capital.

Según la Agencia Nacional de Información (ANI), los manifestantes también cerraron carreteras al sur de Beirut, en Trípoli y Akkar (norte), así como en el valle de Becá (sureste).

Estos últimos días, la libra libanesa volvió a derrumbarse y se hundió más de 80%, superando todos los récords desde el inicio de la crisis económica del país hace un año y medio.

El dólar rozó las 11.000 libras en el mercado negro --frente a la tasa oficial de 1.507 libras por dólar--, lo que volvió a disparar los precios.

La inflación ya alcanzó más del 140% en 2020, según el Fondo Monetario Internacional.

La clase dirigente libanesa, acusada de corrupción y de haber llevado al país a la bancarrota, es duramente criticada por la población. Y más, teniendo en cuenta que los partidos en el poder no logran ponerse de acuerdo para formar gobierno desde hace siete meses.