Última Hora

Una moda inusual está creciendo en Japón. Algunas mujeres en este país asiático han decidido amarrarse “los pechos a los brazos con una cinta colocada estratégicamente para que el busto parezca más prominente al levantarlos”, según explicó Clarín en su sitio en Internet.

Esta moda, aunque en Occidente suene algo extraña, no fue recibida con tanta sorpresa en el país de origen. De hecho, la idea surgió del animé nipón Hestia (ver video).

“Hestia luce una cinta anudada bajo los senos, pasando por el contorno de la espalda y atándose alrededor de los brazos. En consecuencia, cada vez que el personaje eleva ambos brazos, el busto se realza”, señaló Clarín.

“Lo curioso no es el personaje en sí, sino cómo centenares de mujeres del país decidieron imitarlo y salir a la calle con la misma cinta en el pecho”, añadió el medio argentino.