Última Hora

Italia sigue conmocionada por la utilización provocadora de imágenes de Ana Frank por parte de los ultras del Lazio, después de que la corona de flores depositada en la sinagoga de Roma apareciera en el río Tíber, mientras que el presidente del club Claudio Lotito quedó señalado en una grabación.

La corona de flores depositada el martes por Lotito, había desaparecido el miércoles por la mañana de la entrada de la sinagoga. Fue encontrada después en una orilla del río que atraviesa la capital italiana, constató un fotógrafo de la AFP.

Según el diario Corriere della Sera, "los autores del gesto podrían haber sido jóvenes de la comunidad judía que se habrían sentido ofendidos por una nota escrita sobre la corona que decía 'Tienes hermanos judíos' y firmada por Claudio (Lotito)".

El escándalo comenzó el domingo, cuando los ultras del Lazio dejaron en el Estadio Olímpico pegatinas de la joven escritora judía que detalló en su diario íntimo su vida en Ámsterdam durante la ocupación nazi en la II Guerra Mundial, portando una camiseta de la Roma.

Grabación comprometedora.

Lotito además anunció el martes que el club organizará un viaje cada año para 200 jóvenes aficionados al campo de concentración y de exterminio de Auschwitz, donde Ana Frank, fallecida en 1945 con 15 años, fue deportada. 

Pero una grabación publicada este miércoles el sitio de internet del diario Il Messagero hizo planear una sombra sobre las intenciones de Lotito.

"¿Estará el vicerabino? ¿Solo estará el rabino? No valen nada. ¿Ves dónde estamos? El rabino y el vicerabino en Nueva York... Vamos, haremos este 'sketch'. ¿Te das cuenta?", habría declarado Lotito según esta grabación.

El presidente desmintió estas palabras y recibió el apoyo del diputado del Partido Demócrata (centro izquierda) Dario Ginefra, presente a su lado en el momento en el que habría hecho estas declaraciones en una llamada a uno de sus colaboradores tras un vuelo Milán-Roma.

Entrevistado en Radio Capital, Lotito aseguró que no espera "ninguna sanción".

"No espero nada porque el club no ha hecho nada, al contrario, ha puesto en marcha medidas para luchar contra el racismo", declaró.

"¿Las pegatinas? Es el comportamiento de 15 idiotas que no saben lo que hacen", añadió.

Según la prensa italiana, los investigadores han identificado por el momento a 16 sospechosos gracias a las imágenes de las cámaras de vigilancia. Tres de ellos son menores, uno de solo 13 años.

Sin los 'Irriducibili'.

A la espera de la investigación, la décima jornada de la Serie A continuó este miércoles con nueve partidos en el programa, entre ellos el del Lazio en Bolonia.

Como anunció el martes la Federación Italiana de Fútbol, los partidos estuvieron precedidos de un minuto de reflexión sobre la Shoah y la lectura de un extracto del diario de Ana Frank.

El libro, así como 'Si esto es un hombre', el doloroso testimonio de Primo Levi -escritor italiano de origen judío y superviviente del Holocausto-, fueron entregados por los capitanes y los árbitros a los niños que acompañan a los futbolistas en su entrada en el campo.

En Bérgamo, en el primer partido del día, el "minuto de reflexión" se convirtió en un minuto de aplausos. El ejemplo fue seguido en otros estadios con partidos este miércoles.

Los jugadores del Lazio calentaron con una camiseta con el rostro de Ana Frank antes de su partido frente al Bolonia, al que no asistió el principal grupo ultra.

"Los 'Irriducibili Lazio' se muestran decepcionados de renunciar al desplazamiento a Bolonia para no ser cómplices del teatro mediático de las últimas horas", escribieron los responsables del grupo en un comunicado difundido en Facebook.

"Nuestra manera habitual de ejercer como hinchas podría ser hoy malinterpretada por aquellos que luego atacarían al Lazio y a sus hinchas. En este momento particular invitamos a todos los hinchas del Lazio a intentar no prestarse a nuevas instrumentalizaciones y a recordar que para nosotros el éxito del Lazio es prioritario", añaden.

Lea también: 

Tormenta en el fútbol italiano por uso provocador de imágenes de Ana Frank