Última Hora

Israel decidió el miércoles no entregar a las familias los cuerpos de los palestinos muertos en choques con las fuerzas israelíes, una política que busca presionar a las autoridades palestinas y que fue calificada de "inhumana" por los defensores de derechos humanos.

Luego de la reunión el miércoles del gabinete de seguridad, el ministro de Defensa y jefe de la formación centrista Azul Blanco, Benny Gantz, se congratuló por la autorización a su proyecto de no "entregar (a su familia) los cuerpos de los terroristas".

Hasta ahora el gobierno autorizaba solo que fueran retenidos por Israel los restos de los combatientes de Hamas, movimiento islamista armado en el poder en la franja de Gaza, muertos en enfrentamientos con víctimas israelíes.

La nueva directiva amplía esta medida a los cuerpos de todos los palestinos, cualquiera sea su afiliación, muertos en choques con Israel e inclusive si en los enfrentamientos no hay víctimas israelíes, indicaron las autoridades.

Esta nueva medida hace parte de "nuestro compromiso de regresar a nuestros 'boys' (chicos) a casa", declaró Gantz, refiriéndose a dos rehenes israelíes y a los cuerpos de dos israelíes muertos, en poder de Hamas, considerados como monedas de cambio para obtener la liberación de detenidos palestinos o la restitución de cadáveres.

"Aconsejo a nuestros enemigos comprender bien e interiorizar este mensaje", agregó Gantz, cuyas declaraciones fueron criticadas por la ONG israelí Adalah.

Esta organización defiende especialmente a la familia de Ahmed Erekat, sobrino del secretario general de la Organización de Liberación Palestina (OLP) Saeb Erekat, muerto hace dos meses tras una tentativa de ataque con coche bomba, según el ejército, y cuyo cuerpo no fue restituido.

"Esta política de utilizar cuerpos humanos como moneda de cambio viola los valores más fundamentales y el derecho internacional que prohíbe tratamientos crueles e inhumanos", dijo Adalah en comunicado.

En recientes enfrentamientos en la localidad de Deir Abou Mashal, en la Cisjordania ocupada, tres adolescentes, que llevaban cócteles Molotov, fueron heridos por los militares.

Uno de los jóvenes palestinos, Mohammed Hamdan, de 16 años, murió a causa de las heridas por bala, indicó a la AFP el jefe del Consejo de la localidad Imad Zahran.

Después, el cuerpo del adolescente no fue regresado a su familia, según fuentes locales.