Última Hora

La Conferencia Episcopal española ofreció este lunes una misa funeral por las víctimas del coronavirus en la catedral de la Almudena de Madrid, a la que asistieron los reyes Felipe y Letizia y destacados dirigentes nacionales.

Los reyes y sus hijas Leonor y Sofía acudieron vestidos de luto a la catedral madrileña, donde también se citaron la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo, los máximos representantes del poder legislativo y judicial, y la presidenta regional de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

A la catedral, donde los asistentes lucían mascarillas y mantenían distancias de seguridad, también fueron invitados unos 70 familiares de víctimas de la epidemia, que se elevan a 28.388 en España.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, dijo hacer "suyo" el dolor, por la pérdida y por cómo se produjo, "sin poder cruzar palabra, sin poder despedirse de ellos".

En su homilía, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, criticó la agria confrontación surgida entre los representantes políticos españoles, con duros ataques entre el gobierno de izquierdas y la oposición de derechas.

"Frente al sectarismo, la crispación, el enfrentamiento, en esta pandemia hemos visto cómo muchas personas, creyentes y no creyentes, sacaban lo mejor de sí mismas y daban una sencilla lección de solidaridad", aseguró.

La misa tiene lugar diez días antes de la ceremonia de Estado organizada por el gobierno español en Madrid para rendir homenaje a las víctimas del coronavirus y al personal público que se implicó en la lucha contra la pandemia.