Última Hora

Los ministros de Finanzas y responsables de los bancos centrales del G20 se reúnen el miércoles para conversar sobre la recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia y de la ampliación de la moratoria sobre la deuda de los países pobres.

La reunión, que será telemática y estará presidida por Arabia Saudita, se produce un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicara sus previsiones, en las que anunció un retroceso del 4,4% de la economía mundial para 2020 y advirtió de que las repercusiones de la crisis durarán varios años.

Las 20 primeras economías del mundo prometieron en abril una suspensión en 2020 de los compromisos de deuda de los países pobres, especialmente afectados por la crisis.

El Banco Mundial, organizaciones internacionales y militantes pidieron que esta medida se prolongue en 2021 e incluso 2022.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, advirtió el lunes que los países del G20 podrían únicamente prorrogar esta moratoria por seis meses suplementarios porque "algunos de los principales acreedores no están participando" en el esfuerzo de ayudar a las naciones que atraviesan serios problemas financieros frente a la pandemia, citando como ejemplo China y otros acreedores privados.

En este momento, 46 de los 73 países más pobres pidieron beneficiarse de esta iniciativa, la mayoría de ellos africanos.

El G20 ha sido criticado con dureza por ONGs y responsables políticos por no hacer lo suficiente frente a las dificultades que atraviesan los países pobres.

Esta reunión coincide con una preocupante progresión de la pandemia, que provoca, entre otros, una reducción de la actividad empresarial y aumento del desempleo.