Última Hora

Teherán, Irán | Una multitud en Teherán coreó virulentos eslóganes antiestadounidenses, este martes en el 41º aniversario de la Revolución islámica, en una ceremonia para demostrar "la grandeza del pueblo iraní" frente a los intentos estadounidenses por debilitarlo, dijo el presidente Hasan Rohani.

Una marea humana, desafiando un frío glacial tras una fuerte nevada se concentró en la plaza Azadi (libertad en persa) en Teherán, para demostrar la "unidad" del pueblo en momentos que Irán se encuentra bajo constante presión de Estados Unidos.

Muchos lucían las mejillas pintadas con los colores de la bandera iraní, otros enarbolaban retratos de los ayatolás Ruhollah Jomeini, fundador de la República Islámica, y de su sucesor, Ali Jamenei.

"¡Muerte a Estados Unidos!", "¡muerte a Israel!", "¡muerte a los sauditas!", "¡abajo el plan de Trump para Palestina!", coreaban los participantes, refiriéndose al plan estadounidense para solucionar el conflicto israelo-palestino, rechazado por Irán y varios países musulmanes.

El gobierno llamó a los iraníes a manifestarse masivamente, tras un año marcado por protestas provocadas por un súbito aumento del precio de los combustibles y las tensiones con Washinton.

- "Garantizar nuestra seguridad" -

"Garantizar la seguridad de nuestro país y la región depende de nuestra unidad, y la participación en esta concentración es símbolo de ésta", señaló Hadi Jamenei, importante figura reformista y hermano del ayatolá Ali Jamenei, según la televisión oficial.

Tras el regreso del exilio del ayatolá Jomeini, el 1 de febrero de 1979, Irán celebró el día 11 el derrocamiento del sha Mohammad Reza Pahleví, aliado de Washington.

En abril de 1980, Washington rompió relaciones diplomáticas con Teherán, donde estudiantes islamistas habían tomado a diplomáticos estadounidenses como rehenes en su embajada.

Las tensiones entre ambos países se dispararon recientemente tras el asesinato del poderoso general iraní Qassem Soleimani, en un ataque estadounidense el 3 de enero en Bagdad.

En represalia, Irán disparó el 8 de enero misiles contra bases iraquíes que albergan a soldados norteamericanos.

"Es insoportable para Estados Unidos aceptar la victoria de una gran nación y que una superpotencia haya sido expulsada de esta tierra (...) Es natural para ellos haber soñado durante 41 años con regresar, porque saben que somos uno de los países más poderosos de Oriente Medio", lanzó Rohani.

"No han comprendido la grandeza del pueblo iraní. Estados Unidos cree que enfrenta 41 años de civilización. ¡No! Se enfrenta a miles de años de civilización iraní", enfatizó.

Las relaciones Washington-Teherán se degradaron profundamente tras la retirada unilateral estadounidense, en mayo de 2018, del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní y el restablecimiento de sanciones económicas.

Estos dos últimos años Estados Unidos "ha presionado a nuestro bienamado pueblo, a nuestro sistema comercial, a nuestras importaciones (...) para agotar la paciencia de nuestra población", acusó Rohani.

Esta concentración tiene lugar diez días antes de las legislativas, elecciones en las que algunos analistas auguran que fracasará la alianza del gobierno Rohani, entre moderados y reformistas.