Última Hora

Internacional

El último oso polar de África llora la muerte de su pareja

Wang, el único oso polar de África, se ha tomado muy mal la muerte de su pareja de toda la vida, rompiendo juguetes...

Agencia Reuters 31/1/2014 06:11

Wang, el único oso polar de África, se ha tomado muy mal la muerte de su pareja de toda la vida, rompiendo juguetes y destrozando la hierba del recinto que ambos compartían, y dos semanas después de su fallecimiento sigue de luto.

Geebee, de 30 años, fue encontrada muerta el 13 de enero en la piscina del zoo de Johannesburgo después de sufrir un ataque al corazón. Habían estado juntos desde que llegaron al zoo sudafricano en 1985, apenas con un año cada uno.

"Cuando la encontramos muerta, no nos dejó acercarnos a ella", dijo a Reuters el viernes la veterinaria jefe, Katja Koeppel.

"Se negó a volver a la sala de noche. Se quedó al sol".
Cuando no estaba rondando la zona, Wang se quedaba junto al cuerpo de Geebee y apenas comió. Después de 24 horas, Koeppel tuvo que sedarlo para poder recuperar el cadáver de Geebee.

Durante días, Wang se mostró inconsolable, rompiendo sus juguetes e incluso doblando la puerta de acero del recinto, contó la veterinaria.

El viernes, permanecía en numerosas ocasiones con la cabeza apoyada en sus formidables patas delanteras, como intentando olvidar el mundo. Ocasionalmente levantaba la cabeza y olía el aire.
"Está asumiéndolo", dijo Koeppel.

Geebee llegó hace casi tres décadas procedente de Canadá, mientras que Wang lo hizo de un zoo en Japón. A pesar de ser pareja durante toda su vida, no tuvieron crías porque las hembras deben estar en temperaturas por debajo de 20 grados centígrados durante un mínimo de 30 días.

En la naturaleza, los osos polares viven unos 18 años y alcanzan los 400kg. Wang pesa ahora 250kg, después de haber perdido masa muscular por la edad y por fallos renales.

"No espero que viva más de un año. Ahora tiene 30. Está viejo", dijo Koeppel. Cuando fallezca, probablemente será el final de los osos polares en África.

"No es correcto mantener a osos polares en este ambiente, y no estamos haciendo nada para su conservación porque no podemos criarlos", explicó.

"No es apropiado tener osos polares en cautividad en África".