Última Hora

Internacional

El Salvador vota para afianzar a la izquierda o volver a la derecha

Si ninguno de los candidatos obtiene el 50% de los votos válidos habrá un balotaje el 9 de marzo con los dos candidatos más votados.

AFP Agencia 31/1/2014 13:29

SAN SALVADOR, 1 febrero 2014 (AFP) - El Salvador decidirá este domingo por la continuidad de la izquierda, tras cinco años de gobierno de la ex guerrilla, o el retorno a la derecha en unos comicios presidenciales con segunda vuelta en el horizonte.

El Frente Farabundo Martí Para la Liberación Nacional (FMLN), que llegó al poder en 2009 de la mano de Mauricio Funes, va ahora a los comicios con el excomandante guerrillero y actual vicepresidente Salvador Sánchez Cerén, de 69 años, prometiendo programas sociales.

Su rival, Norman Quijano, alcalde capitalino de 67 años, apuesta a su oferta de "mano dura" contra las pandillas, principal reclamo de la población, para devolver a la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) el poder que ostentó durante dos décadas.

Pero por primera vez en la historia política de El Salvador, la derecha "dura" llega fragmentada a la contienda electoral pues Arena, tras culparlo de la derrota electoral, expulsó al expresidente Antonio Saca (2004-2009), quien hizo casa aparte y está en tercer lugar.

La última encuesta de la Universidad Centroamericana (UCA), del 15 de enero, en una simulación de voto, da un 46,8% de apoyo a Sánchez Cerén, un 32,8% a Quijano y un 14,7% a Saca, en tanto que otra de la Universidad Tecnológica les otorga 38,3%, 29% y 11,6%, respectivamente.

Si el domingo ninguno de los candidatos obtiene el 50% de los votos válidos habrá un balotaje el 9 de marzo con los dos candidatos más votados.

Funes destacó este viernes ante observadores internacionales que la campaña transcurrió sin "incidentes" violentos, como sí había ocurrido en el pasado.

"Por primera vez no se reportaron enfrentamientos entre partidos políticos más allá que la confrontación habitual que caracteriza a toda campaña electoral y esto es un signo de la madurez (...) pero también del buen funcionamiento de nuestras instituciones", recalcó.

Pobreza y pandillas

El próximo presidente, que deberá asumir el 1 de de junio, deberá enfrentar los retos de una deprimida economía que en el último año apenas creció un 1,9%, en un país donde la pobreza golpea al 40,7% de los 6,2 millones de salvadoreños y que sufre la violencia de las pandillas.

A la elección, que pone en estado de alerta a los 22.000 miembros de la Policía y 19.000 del Ejército, unos 4,9 millones de salvadoreños están llamados a acudir a los 1.593 centros de votación que abrirán a las 07H00 locales (13H00 GMT) y cerrarán a las 17H00 locales (23H00 GMT).

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) espera tener, cinco horas después del cierre de urnas los primeros resultados.