El Barcelona goleó 4-1 este sábado al Alavés y pasará las Navidades como líder de la Liga sin esperar al resultado del Real Madrid (2º) contra el Athletic Club (7º) el domingo, en el último partido de la 18ª fecha.

El francés Antoine Griezmann (14) y el chileno Arturo Vidal (45) mandaron al Barcelona con una ventaja de 2-0 al descanso.

A la vuelta de vestuarios, el Alavés recortó distancias por medio de Pere Pons (56) y estuvo cerca de empatar, pero el argentino Lionel Messi primero (69) y el uruguayo Luis Suárez después (75, penal) apagaron el motín de los vascos y sentenciaron el encuentro.

Con el triunfo, el Barça sigue al frente de la clasificación con 39 puntos y distancia provisionalmente en tres unidades al Real Madrid, que juega el domingo.

Los azulgrana volvieron a celebrar una victoria después de dos empates ligueros consecutivos, ante la Real Sociedad (2-2) el pasado fin de semana y en el Clásico (0-0) el miércoles contra los 'merengues'.

Messi, que hace pocas semanas levantó su sexto Balón de Oro, se sitúa como máximo goleador en solitario de la competición con 13 dianas, una más que el madridista Karim Benzema.

Pero con quien soñará esta noche la defensa del Alavés será con Suárez, que antes de marcar su gol repartió dos asistencias, a Griezmann y a Vidal.

El cuadro blanquiazul se queda 15º en la clasificación con 19 puntos, cinco por encima del descenso que marca el Celta de Vigo.

Más cerca de los puestos peligrosos se encuentra el Mallorca (17º), a un solo punto, luego de caer derrotado en casa por 2-0 este sábado contra el Sevilla (3º) en el enfrentamiento que abrió los partidos del sábado.

La formación hispalense se marcha de vacaciones navideñas con la 3ª posición asegurada al sumar 34 puntos, cuatro más que su inmediato perseguidor, el Getafe (4º), quien visita este sábado al Villarreal (13º).