Última Hora

Ecuador creó el viernes una nueva reserva marina de 60.000 km2 al norte del archipiélago de Galápagos, en el Pacífico, formando un corredor marino que se conecta al área protegida costarricense de los Cocos para preservar especies de fauna migratoria, como los tiburones.

A bordo de una embarcación científica del Parque Nacional Galápagos (PNG) anclada en la bahía de Puerto Ayora (capital de la isla Santa Cruz), el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, firmó el decreto de creación de la nueva reserva llamada "Hermandad", que se incorporó a la de 138.000 km2 que existe desde marzo de 1998.

Así, el archipiélago ecuatoriano que inspiró la teoría de la evolución del naturalista inglés Charles Darwin, pasó a tener 198.000 km2 de área marina protegida.

Está previsto que más adelante se unan las zonas protegidas de Malpelo (Colombia) y de Coiba (Panamá) al corredor formado entre las reservas de Galápagos y Cocos, con el fin de crear una reserva de biosfera transfronteriza marina.

La creación de "Hermandad" es un "claro mensaje al mundo", sostuvo Lasso. Es "una nueva relación con la tierra, una nueva forma de entender lo que significa el avance de la humanidad", expresó el mandatario tras firmar el decreto.

- Libre de pesca -

Al acto acudieron el mandatario colombiano Iván Duque y el expresidente estadounidense Bill Clinton, así como representantes de los gobiernos de Costa Rica y Panamá.

"Puede que seamos un territorio de dimensiones pequeñas, puede que nuestra huella ambiental sea ínfima comparada con la de países mas ricos, pero el planeta también es nuestro" y "ante el desafío de protegerlo nos agrandamos", dijo Lasso.

Para sellar la creación de "Hermandad", el mandatario ecuatoriano cortó una cinta hecha con materiales recolectados durante las limpiezas costeras realizadas en las islas Galápagos, Patrimonio Natural de la Humanidad. 

Duque, por su parte, saludó la creación de la nueva reserva y señaló que permitirá "garantizar la supervivencia del 40% de especies marinas en el mundo".

Lasso anunció la ampliación de la reserva marina de Galápagos, que posee flora y fauna únicas y ecosistemas frágiles, en noviembre en Glasgow, con ocasión de la cumbre climática de la COP 26.

Entonces firmó con sus homólogos de Colombia, Costa Rica y Panamá una declaración con miras a extender el corredor marino del Pacífico Este Tropical, que unirá las reservas de las cuatro naciones.

La unificación de las reservas dará origen en el futuro al corredor más grande y de mayor riqueza biológica en el mundo. Además se conformará una zona libre de pesca de más de 500.000 km2 en una de las rutas migratorias más importantes del planeta para tortugas marinas, ballenas, tiburones y mantarrayas.

- Una "necesidad vital" –

Galápagos, por su parte, también cuenta con un santuario de 38.000 km2, ubicado entre las islas Darwin y Wolf, donde está la zona con mayor población de tiburones del mundo.

"Los mares son grandes reguladores del clima mundial", expresó Lasso, añadiendo que "cuidarlos no es un ingenuo idealismo, es una necesidad vital".

En Glasgow, Lasso lanzó a la comunidad internacional la iniciativa de canjear deuda externa de Ecuador para la conservación del archipiélago, ubicado a 1.000 km de la costa continental.

Ecuador registra un pasivo externo de 46.974 millones de dólares (45% del PIB), del cual un 16% corresponde a compromisos de pago con países como China, principal acreedor, Inglaterra, España y Estados Unidos.

La reserva marina de Galápagos, en la que está prohibida la pesca industrial, es la segunda más grande del mundo y dentro de ella se han reportado más de 2.900 especies marinas.

Spotify TeleticaRadio