Última Hora

En Bolivia, la interpelación al ministro del Interior, Eduardo del Castillo, sobre la detención de la expresidenta, la conservadora Jeanine Añez Chávez, fue interrumpido el martes a puñetazo limpio en la Asamblea.

El senador de la oposición derechista, Henry Montero, del partido Creemos, y el diputado Boris Gabriel Antonio Colque del Gobernante Movimiento Socialismo se dieron a golpes y terminaron los dos en el suelo.

Finalmente, Montero abandonó el Plenario y la sesión pudo continuar, luego pidió disculpas.

Bolivia está enfrascado en una tensión política y social.

Añez se autoproclamó presidenta interina en noviembre del 2019, tras la dimisión y posterior exilio del entones presidente, Evo Morales, quien buscaba su reelección para un cuarto mandato entre acusaciones de fraude.

La conservadora estuvo un año en el poder hasta que el movimiento al socialismo recuperó la presidencia con Luis Arce al frente.

Ahora la política se enfrenta a un proceso judicial por presuntos delitos de sedición, conspiración y terrorismo.

Desde mediados de marzo se encuentra en prisión preventiva. La Organización de Estados Americanos ha mostrado su preocupación por la situación.