Última Hora

La democracia en Venezuela está en "fase terminal", denunció este martes en Bogotá el presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, quien responsabilizó de esa crisis al gobierno "autoritario" de Nicolás Maduro.

"La democracia se ha deteriorado tanto que hoy por hoy vinimos a levantar nuestro grito para que se sepa en Colombia que el gobierno es autoritario y ya la democracia está en una fase terminal", dijo Borges en una rueda de prensa tras una intervención en la plenaria del Senado colombiano.

El parlamentario aseguró que la administración de Maduro gobierna por "fuera de la Constitución venezolana", al denunciar la "suspensión" de las elecciones regionales que debieron realizarse en diciembre pasado y que están previstas para 2017, aunque aún no se ha fijado fecha.

"Venezuela se ha convertido en un caos para la región", afirmó Borges, quien sostuvo que su nación es "un problema" para Latinoamérica por inconvenientes humanitarios, de tráfico de armas, narcotráfico y migración.

El presidente del Parlamento venezolano lideró una comitiva de seis diputados, alcaldes y concejales venezolanos que se reunieron con diez congresistas colombianos, entre ellos el presidente del Senado, el oficialista Mauricio Lizcano.

Borges, que la semana pasada visitó Brasil, busca respaldo internacional frente a lo que denuncia como un bloqueo al voto en Venezuela por parte del gobierno de Maduro.

La oposición de Venezuela exige adelantar las elecciones presidenciales de diciembre de 2018, escenario descartado por el mandatario. 

El diputado llegó la noche del lunes a Bogotá para intervenir en la plenaria por invitación del Congreso de Colombia y regresará el jueves a su país, tras sostener reuniones privadas.

"Estamos esperando que (toda la región) nos ayude decididamente a lograr la solución democrática en el caso venezolano", explicó más temprano a periodistas.

Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera de 2.200 kilómetros, cuyos problemas de seguridad, contrabando, presencia de grupos armados ilegales y migración han provocado en los últimos años roces diplomáticos entre ambos países.

Además, Borges denunció una crisis social y económica en su país, que padece la inflación más alta del mundo y problemas de desabastecimiento.