Última Hora

Cuba comenzó este viernes a tomar medidas para amortiguar el impacto del ciclón Eta, que debe castigar el domingo la isla tras dejar más de 60 muertos y destrozos en Centroamérica.

La Defensa Civil de la isla decretó "fase informativa" para nueve de las 15 provincias cubanas, sobre todo haciendo hincapié en las lluvias debido a "el nivel de saturación de los suelos y el llenado de los embalses de todo el país", en esta activa temporada ciclónica del Atlántico, que va del 1 de junio al 30 de noviembre.

La fase informativa ordena a los gobiernos provinciales y municipales vigilar estrechamente el llenado de embalses, determinar la población en riesgo y los destinos a donde debe ser evacuada, asegurando alimentación y atención médica, así como la preservación de los recursos materiales del estado y la población.

"En fase informativa deben apreciar la situación particular y cumplir las medidas previstas en sus respectivos planes de reducción del riesgo de desastres con racionalidad, así como las acciones del plan de prevención y control del nuevo coronavirus", señala la nota informativa.

La isla de 11,2 millones de habitantes mantiene bajo control el desarrollo de la pandemia, y al cierre del miércoles se registraban 7.184 casos, con 129 fallecidos, cifras que representan una de las más bajas incidencias en la región.

Por su parte, el Instituto de Meteorología advirtió que "Eta se aproximará el fin de semana al sur del occidente y centro del país, incrementando las lluvias en gran parte del archipiélago, que pueden ser fuertes e intensas, incluso en zonas alejadas del centro".

"Esta extensión de las áreas de lluvia la convierte en el elemento más importante, ya que puede afectar independientemente de su futura evolución y trayectoria, a prácticamente todo el país, agravado por una posible disminución de su velocidad de traslación cuando esté más próximo a Cuba", agregó.

El más reciente ciclón que afectó a Cuba fue la tormenta Laura que el pasado 24 de agosto tocó tierra tras bordear casi toda la isla de este a oeste por su costa sur, pero causando daños materiales mínimos y ninguna muerte.