Última Hora

La Selección de Costa Rica sufrió al extremo para empatar 2-2 ante Guinea en la segunda jornada de acción del Grupo C del Mundial Sub-17 de la India.

La Tricolor, que abrió el marcador al minuto 25 gracias al santacruceño Yecxy Jarquín, fue incapaz de sostener la ventaja ante el empuje africano, amplio dominador de las acciones durante prácticamente todo el partido y que conseguiría el empate apenas cinco minutos después por intermedio de Fandje Touré.

En realidad el partido bien se puede resumir en eso: una desgastante faena tica por aguantar los embates de Guinea, una tarea que se logró a medias entre la suerte y la gran labor del portero Ricardo Montenegro, quien detuvo 13 de los 42 remates a portería que su rival realizó a lo largo de 90 minutos.

Aún con esas carencias en la faceta defensiva, al equipo dirigido por Breansse Camacho hay que reconocerle su potencial al ataque, escaso pero efectivo en el contragolpe.

De eso dio muestra Andrés Gómez, anotador en la derrota del sábado ante Alemania y de nuevo presente en las redes al 67’, un certero cabezazo que se originó tras un mano a mano de Jarquín.

Ese inesperado tanto en el contexto del juego hizo pensar por un momento en la victoria, pero Guinea supo responder al 81’ con Ibrahima Soumah para poner el 2-2 definitivo.

Costa Rica se mantiene tercero del Grupo C con una unidad, superado por Irán y Alemania, ambos con tres puntos y quienes se verán las caras este mismo martes a partir de las 8:30 a. m.