Última Hora

Con una extensa intervención de casi 15 horas por parte del diputado socialista Jaime Naranjo, la Cámara de Diputados de Chile inició la sesión en la que decidirá si admite o no un juicio político en contra del presidente Sebastián Piñera, que continuaba en la madrugada del martes.

Naranjo, un veterano diputado de 70 años, comenzó el lunes por la mañana un inédito discurso de 1.300 páginas que incluyó los fundamentos de la acusación que presentaron el 13 de octubre todas las bancadas de oposición para destituir al conservador mandatario a cuatro meses de concluir su segundo periodo (2018-2022).

Los opositores acusan al presidente Piñera por su vinculación en la polémica venta de la minera Dominga en Islas Vírgenes, un paraíso fiscal, revelada en los Papeles de Pandora. A fines de 2019, Piñera ya sufrió un intento de acusación por la violenta represión de las masivas manifestaciones contra la desigualdad, pero la iniciativa no prosperó.

"Nunca en la historia de este país un presidente de la República en el ejercicio de su cargo había sido acusado por dos cosas tan graves como es haber violado los derechos humanos y haber comprometido el honor de la nación, por eso yo espero que esta sala apruebe la acusación", dijo Naranjo tras casi 15 horas de intervención, ya a la 01H30 de la madrugada del martes.

Tras la alocución de Naranjo, el abogado del presidente Piñera Jorge Gálvez presentaba su argumentación para replicar la acusación que podría extenderse por varias horas.

De aprobarse la acusación contra el mandatario, pasará a la Cámara de Senadores que actuaría como jurado para sellar el futuro de Piñera.

Falta de votos

El largo discurso provocó reacciones de todo tipo en redes sociales y la rabia de la bancada de la derecha oficialista.

"Lo que se está haciendo (Jaime Naranjo) es utilizar una institución de la República de manera bastante patética", dijo, en tanto, Sebastián Torrealba, diputado de la derecha oficialista.

Naranjo realizó la maratoniana intervención para darle tiempo de llegar a la votación al diputado Giorgio Jackson, quien estaba en cuarentena por contacto estrecho de covid-19.

Tras concluir su aislamiento a la medianoche, Jackson salió en su coche desde Santiago hacia Valparaíso, donde se encuentra el Congreso a 120 kilómetros, y tras ingresar al hemiciclo de la Cámara Baja se fundió en un abrazo con el veterano diputado.

La llegada de Jackson era crucial ya que si bien las bancadas de izquierda tienen la mayoría de representantes en la Cámara Baja (83 diputados), sin él solo tenían 77 votos asegurados, uno menos de los necesarios para aprobar el proceso contra Piñera.

Jackson y otro parlamentario habían quedado fuera de esta sesión debido a que tuvieron contacto estrecho con el también diputado izquierdista y candidato a la presidencia, Gabriel Boric, quien contrajo covid-19 la semana pasada y tampoco pudo acudir a esta votación.

La acusación contra Piñera

La acusación se presentó tras conocerse los términos de la venta de la minera Dominga por parte de una empresa de sus hijos en 2010, que fue revelada por el trabajo del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Piñera es acusado de atentar contra el principio de probidad y el derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación, y por haber comprometido el honor de la nación.

Según la investigación de los medios chilenos CIPER y LaBot, incluidos en los Papeles de Pandora, los hijos de Piñera vendieron la minera Dominga al empresario Carlos Alberto Delano --íntimo amigo del presidente-- por 152 millones de dólares.

La operación, que tuvo lugar durante el primer gobierno de Piñera (2010-2014), se realizó en su mayoría en Islas Vírgenes.

El pago se tenía que hacer en tres cuotas. Una polémica cláusula supeditaba el último pago a "que no se estableciese un área de protección ambiental sobre la zona de operaciones de la minera, como reclamaban grupos ambientalistas".

Una vez que Piñera asumió el poder, esa área, que abarca un verdadero tesoro natural a orillas del Pacífico, no fue considerada como zona de protección como había recomendado su antecesora Michelle Bachelet (2006-2010).

Antes de la votación en la sala de la Cámara Baja, una comisión de cinco diputados rechazó la acusación para destituir a Piñera y recomendó su decisión no vinculante que fue dada a conocer al resto de los diputados.

La defensa de Piñera calificó la acusación ante esa comisión de estar "basada en hechos falsos o que han sido relatados de forma mañosa y tergiversada".

Piñera, un rico empresario de 71 años, quien fue el primer presidente de derecha (2010-2014) después de 20 años de gobiernos de izquierda tras el retorno a la democracia, enfrenta la acusación con un rechazo a su gestión del 79% según últimas encuestas.

Youtube Teletica