Última Hora

El juicio sobre el intento de chantaje al exfutbolista de la selección francesa Mathieu Valbuena con un video de carácter sexual comenzó este miércoles en Francia, sin el acusado más mediático, la estrella del Real Madrid Karim Benzema.

El delantero, que disputó el martes por la noche un partido de la Liga de Campeones con su club en Ucrania, no estaba presente al inicio del juicio en un tribunal de Versalles, al suroeste de París, al contrario que Valbuena, constató la AFP.

Su abogado Antoine Vey explicó que la ausencia del futbolista, que enfrenta hasta 5 años de prisión y a 70.000 euros (81.000 dólares) de multa, se debió a motivos "profesionales", como preparar el 'clásico' del domingo en el Camp Nou contra el Barça.

"Desde hace cinco años, [Benzema] proclama que quiere una confrontación con mi cliente. Espero que el tribunal extraiga las consecuencias", aseguró por su parte el letrado del demandante, Paul-Albert Iweins.

El jugador madridista, de 33 años y candidato al Balón de Oro por su desempeño con la selección francesa, será juzgado durante tres días por complicidad en un intento de chantaje, junto a otros cuatro acusados.

Durante la instrucción de la causa, la defensa reclamó en vano un careo entre ambos jugadores, máxime cuando la interpretación de lo ocurrido difiere. Benzema asegura que dio un "consejo de amigo" a Valbuena, quien ve por su parte presiones.

Los hechos remontan al 6 de octubre de 2015. El delantero francés va a la habitación de Valbuena durante una concentración de los 'Bleus' en el centro de entrenamiento de Clairefontaine, a unos 40 kilómetros al suroeste de París.

Benzema le explica a su compañero de equipo que puede presentarle a "alguien de confianza" para ayudarle a "gestionar" la posible publicación de un video comprometedor, según documentos del caso consultados por la AFP.

"Cuidado, Math. Son grandes, grandes matones", le advierte el jugador del Real Madrid, para quien, según explicó posteriormente, era una manera de ayudar a su colega. Valbuena confesó en cambio su impresión de que le "tomaban el pelo".

Aunque Benzema no habla en ningún momento de dinero, la persona que recomienda es su amigo de infancia Karim Zenati, con el que los presuntos chantajistas se habían puesto en contacto para presionar al centrocampista.

"No soy la madre Teresa".

Los dos hombres al principio de la trama son Axel Angot y Mustapha Zouaoui, dos individuos que se mueven en el mundo del fútbol y que recuperaron el vídeo íntimo, con el que buscan sacar provecho.

Para presionar a Valbuena, intentan pasar primero por el exinternacional francés Djibril Cissé, que rechaza ponerlos en contacto con él y advierte a su antiguo compañero de equipo en Marsella de la existencia del video.

"Al principio, no me lo creía, pensaba que era un engaño", reconoció este miércoles ante el tribunal Valbuena, quien dijo haberse sentido "en peligro" y "temer por [su] carrera deportiva (...) si el video salía a la luz".

Ante la negativa de Cissé, los chantajistas se vuelven entonces a Younes Houass, que conoce bien la escena futbolística y que se pone en un primer momento en contacto con el denunciante, antes de conversar con "Luka", un policía de incógnito.

Las conversaciones acaban en punto muerto y, para la defensa, el hecho de que "Luka" contactara en varias ocasiones con Houass representa una incitación a la comisión del delito, un argumento que invalidó la Corte de Casación francesa.

Ante el tribunal, Houass aseguró que no pidió dinero a Valbuena, que, en su opinión, "no parecía comprender" la gravedad de la situación y a quien aconsejó acudir a "un hombre de confianza" para gestionar el caso.

"Deje de hacer creer que usted era la madre Teresa. A usted le interesa el dinero", le espetó el presidente del tribunal, Christophe Morvan. "Yo no soy la madre Teresa", reconoció el acusado.

Angot, Zouaoui, Houass y Zenati son juzgados así por intento de chantaje, junto a Benzema, quien por su parte está acusado de complicidad. El jugador del Real Madrid es de hecho el último en entrar en escena en esta trama.

Las consecuencias del escándalo se extendieron más allá de la justicia. Los dos principales protagonistas ya no fueron convocados a la selección francesa, hasta el inesperado retorno de Benzema en vísperas de la Eurocopa disputada en 2021.

"Lo que lamentó es que Mathieu, el pobre, también merecía ir [al igual que Benzema] al Mundial [de 2018] y, hay que ser honestos, por culpa nuestra, no fue", dijo Zouaoui a la prensa a su llegada al tribunal.

Youtube Teletica