Última Hora

Un gran segmento del cohete chino que regresó este sábado a la atmósfera se desintegró sobre el océano Índico, anunció la agencia espacial china tras una serie de especulaciones sobre dónde caería el objeto de 18 toneladas.

"Según la supervisión y el análisis, a las 10H24 (02H24 GMT) del 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Larga Marcha 5B ha vuelto a entrar en la atmósfera", informó la Oficina de Ingeniería Espacial china en un comunicado, proporcionando las coordenadas de un punto situado en el Océano Índico cerca de las Maldivas.

 Añade que la mayor parte de este segmento se desintegró y destruyó al entrar en la atmósfera.

Menos de dos horas antes de que cayera, el aparato pasó sobre Costa Rica, tal y como el astrofísico Jonathan MacDowell lo había proyectado.

Aunque las autoridades de la Comisión de Emergencias anunciaron que estarían coordinando con entidades encargadas de monitorear su trayectoria, lo cierto es que desde el inicio se sabía que las probabilidades de que cayera en territorio nacional eran sumamente bajas.

El gobierno chino también había señalado que el aparato estaba diseñado para desintegrarse conforme ingresara a la atmósfera terrestre.