Última Hora

Las autoridades de Bogotá suspendieron el ingreso de aficionados a los estadios de fútbol y vetaron por un año la entrada de las barras del Atlético Nacional, el popular club de Medellín, tras la riñas que enlodaron el primer partido con público tras año y medio de pandemia. 

Al menos tres personas resultaron heridas en los enfrentamientos de la noche del martes, cuando hinchas del Nacional y Santa Fe invadieron la cancha mientras otros peleaban en las graderías, según la alcaldesa de la capital, Claudia López. 

A raíz de ello, la mandataria decidió este miércoles suspender indefinidamente el ingreso de público a los estadios capitalinos El Campín y Techo.

Al mismo tiempo fijó condiciones para su apertura a los aficionados, alegando que quiere evitar nuevos "hechos lamentables de dolor, de heridos, de agresiones".

En adelante, los clubes de fútbol deberán implementar un registro de los compradores de boletas. Se les exigirá además contar con un equipo logístico y de seguridad que trabaje en coordinación con la policía para mantener la "convivencia pacífica" y el "distanciamiento adecuado y preventivo" entre barras, añadió.

La alcaldesa también castigó a la hinchada del Atlético Nacional por cometer "un delito al agredir violentamente a algunos de los hinchas del Santa Fe".

"Las barras del Atlético Nacional que deshonraron su hinchada, deshonraron a su equipo, deshonraron al fútbol e irrespetaron a la ciudad de Bogotá no tendrán ingreso" a los estadios bogotanos "por un año", advirtió López. 

Por su parte, el club Santa Fe enfrenta "un proceso sancionatorio" por incumplir las "condiciones logísticas" del contrato de arrendamiento del estadio.

Según la alcaldía 8.300 personas asistieron al encuentro del martes en el Campín, que abría sus puertas al público por primera vez desde marzo de 2020 cuando cerró en medio de la emergencia sanitaria. 

Veto "de por vida"

En videos difundidos por autoridades se ve a los hinchas invadiendo la cancha durante el entretiempo del partido, mientras otros se trenzaban a golpes en las graderías con la policía cerca.

Algunos aficionados arrancaron las sillas para atacar a sus rivales. 

Edison Romario, de 26 años, "fue golpeado brutalmente por unos hinchas del Nacional. Presentó trauma cráneoencefálico moderado y fractura en la nariz. Afortunadamente se encuentra fuera de peligro", informó el secretario de gobierno, Luis Ernesto Gómez. 

Tres personas han sido detenidas, de acuerdo con el balance de la alcaldía.

"Rechazamos actos de violencia e intolerancia ocurridos en el estadio El Campín de Bogotá", afirmó este miércoles el presidente de Colombia, Iván Duque, en Twitter. 

El jefe de la Dimayor, el ente rector del fútbol en el país, apoyó las medidas anunciadas por la alcaldesa López, que permitirán identificar a quienes cometan delitos en los encuentros deportivos.

"(Vamos a) vetarles la entrada de por vida a cualquier estadio del país", anunció. 

El partido por la tercera fecha del torneo Clausura-2021 del fútbol colombiano estuvo detenido durante más de una hora, debido a los desmanes. 

Sin embargo, el árbitro del juego, Carlos Betancur, decidió reanudarlo luego de que la policía tomara el control del campo y el público regresara a las tribunas.

Los equipos se fueron al descanso con el marcador en cero. El visitante Atlético Nacional finalmente se llevó el triunfo con un gol en la segunda parte del volante Baldomero Perlaza.

Las principales ciudades colombianas han autorizado el regreso del público a eventos deportivos y culturales, cuando cede el pico más letal de la pandemia. 

Con 50 millones de habitantes, Colombia con 121.500 fallecidos es el tercer país de América Latina con más muertos por covid-19 en proporción a su población (2.360 muertos por millón de personas), después de Perú y Brasil. 

Youtube Teletica