Última Hora

El candidato demócrata Joe Biden acusó este jueves a Donald Trump de llevar a cabo una política "criminal" al separar a niños migrantes de sus padres, una estrategia que el mandatario usó en 2018 pero debió que suspender ante una ola de indignación.

"Esos chicos están solos, sin ningún lugar a donde ir. Eso es criminal", dijo Biden en el último debate antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, en relación a la revelación que todavía hay cerca de 545 niños separados de sus padres.

Trump defendió la política de "tolerancia cero" a la migración y afirmó que los niños habían sido llevados a la frontera de Estados Unidos por "coyotes" y por "mala gente".

"Ahora tenemos la frontera más sólida que hemos tenido", afirmó el mandatario, que además señaló que las jaulas que conmocionaron al mundo mostrando a los niños habían sido construidas por su predecesor demócrata, Barack Obama, ede quien Biden fue vicepresidente.

Biden afirmó que la política de separar a los niños convierte a Estados Unidos en un "hazmereír".

"Esto viola la noción de lo que somos" como país, indicó Biden, a lo cual Trump respondió insistiendo en quién había construido las jaulas y acusó a su rival de desconocer la ley.

El plan de "tolerancia cero" -para disuadir a los migrantes, fundamentalmente centroamericanos y mexicanos- implicó la separación de cerca de 2.700 niños de sus padres y esta semana la organización de defensa de los derechos humanos ACLU indicó que todavía hay 545 menores alejados de sus progenitores.

Biden reaccionó el miércoles a esta noticia afirmando que es "indignante" y dijo que supone un fracaso moral y mancilla el "carácter nacional".

Según medios locales, cerca de dos tercios de los padres podrían haber sido deportados y por eso se perdió su rastro.

Biden reiteró durante el debate una promesa de campaña: si es elegido, en sus primeros 100 días de mandato va a enviar al Congreso una legislación para dar una vía hacia la ciudadanía a cerca de 11 millones de indocumentados.

Trump también atacó la política de registrar a los migrantes que llegaban a la frontera y darles una citación para una corte migratoria, afirmando que menos del 1% se presentaba a la audiencia.

"Realmente -y odio decirlo- pero sólo aquellos con más bajo coeficiente intelectual iban", afirmó el mandatario.

La Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) respondió rápidamente en Twitter para cuestionar la cifra de asistencia. "Esto es falso", dijo la organización de magistrados.