Última Hora

Mientras Estados Unidos y su nuevo presidente viven envueltos en protestas y polémica, Barack Obama se toma un merecido descanso y disfruta sus primeros días como civil.

Junto con el multimillonario empresario Richard Branson, el expresidente disfruta estos días en la Isla Mosquitas, una de las Islas Vírgenes Británicas.

Al exmandatario se le ve dominando la disciplina del kite surfing.

Obama dejó claro que luego de ocho años en el poder no perdió sus habilidades deportivas.