Última Hora

Las autoridades rusas identificaron este viernes al hombre que abrió fuego cerca de la sede de los servicios secretos en el centro de Moscú y que mató a dos personas e hirió a otras cinco, aunque no informó sobre sus posibles motivaciones.

El Comité de Investigación de Rusia confirmó la información aparecida en la prensa, según la cual el atacante, que fue abatido por las fuerzas de seguridad después del tiroteo el jueves, era Yevgeny Manyurov, oriundo de la región de Moscú. 

Según los medios, el hombre tenía 39 años y era un exguardia de seguridad. Residía en la ciudad de Podolsk, a unos 40 km al sur de la capital. 

Varios medios publican la foto del cuerpo de quien es presentado como el agresor, un hombre corpulento, con sangre en el rostro, portando grandes gafas y una corta barba cana.

Según el tabloide Komsomolskaya Pravda y la cadena Ren TV, que citaron a un investigador, el supuesto atacante tendría un arsenal de siete pistolas, que habría obtenido de forma legal.

El tiroteo se produjo cerca de la plaza de la Lubianka en Moscú, donde se halla el imponente edificio amarillo y marrón que alberga a esta institución heredera del KGB.

No se ha proporcionado indicación alguna sobre las motivaciones del agresor. Las autoridades abrieron una investigación por "atentado contra la vida de un agente de las fuerzas del orden", según el Comité de investigación ruso.

Esa institución informó el viernes que dos oficiales de los servicios de seguridad murieron en el ataque y que cinco personas, incluido un civil, fueron heridos. 

Un balance anterior daba cuenta de un agente fallecido y cinco heridos, pues el segundo agente muerto no estaba incluido en la lista de heridos. 

- Permiso de portar armas -

Komsomolskaya Pravda, que cita a la madre del sospechoso, dice que fue empleado en empresas de seguridad aunque dejó de trabajar hace poco. la mujer menciona "conversaciones en los últimos tiempos con árabes". "Yo no comprendía nada, hablaban en inglés", relata.

Según los medios, el supuesto atacante era adepto al deporte de tiro. Uno de sus entrenadores, Oleg Solovich, declaró a Komsomolskaya Pravda que poseía las armas legalmente pero que "disparaba con torpeza" y que nunca se quitaba su abrigo oscuro. 

Según Solovich, el supuesto agresor tenía el permiso de portar armas desde hacía más de cinco años, lo que "significa que el Estado tiene plena confianza en él". 

Un vecino declaró a la cadena Ren TV que Manyurov era "un chico tranquilo, callado y educado". 

El ataque se produjo cuando Rusia celebraba, como todos los años, el 19 de diciembre, el día de los agentes de contraespionaje militar, y este 20 de diciembre festeja el día de los agentes de los servicios de seguridad. 

El incidente ocurrió pocas horas después del fin de la tradicional rueda de prensa de fin de año del presidente Vladimir Putin, exagente del KGB y exjefe del FSB entre 1998 y 1999, antes de asumir por primera vez la jefatura del Estado. 

Rusia fue escenario de numerosos atentados en los años 2000, relacionados con la guerra en Chechenia contra los independentistas, y luego contra la rebelión islamista que ensangrentó el Cáucaso.

En 2010 un doble atentado suicida golpeó al metro de Moscú. Una de las explosiones se produjo en la estación de metro Lubianka, situada al pie de la sede del FSB.