Última Hora

El once más joven de la historia del Liverpool, con el bloque titular en Catar para la disputa del Mundial de Clubes, recibió un duro correctivo ante el Aston Villa (5-0), este martes en cuartos de final de la Copa de la Liga inglesa.

Ante lo cargado del calendario, Jürgen Klopp decidió priorizar competiciones y centrarse en ganar el primer título mundial para los 'Reds' en detrimento de la Copa de la Liga.

Con una media de edad de 19 años y medio y una quincena de apariciones en la Premier entre todos, los Baby Reds, cuyos dorsales en las camisetas iban del 51 al 99, cuajaron no obstante un partido más aseado de lo que indica el marcador.

Harvey Elliott (16 años) y Herbie Kane (21 años) gozaron de sendas ocasiones para el Liverpool en el primer tramo de partido.

Pero el irlandés Connor Hourihane (17), Morgan Boyes en propia (20), el marfileño Jonathan Kodjia (37 y 45), y el brasileño Wesley Moraes (90) inclinaron la balanza para el lado local.