Última Hora

Dos médicos chinos que trabajaron en el Hospital Central de Wuhan, China, diagnosticados con COVID-19 desde el pasado 18 de enero, presentan ahora un oscurecimiento de la piel. 

Este fenómeno tiene una explicación más sencilla de lo que usted cree.

Los médicos Yi Fan y Hu Weifeng, de 42 años, fueron tratados con cloroquina para vencer al coronavirus y este medicamento les generó el oscurecimiento en la piel, al punto de volverlos negros, según imágenes presentadas por la cadena televisiva pública de China, CCTV.

La información fue replicada por diversos medios a nivel mundial y todos coinciden en que el culpable de este oscurecimiento es la cloroquina, un medicamento que se utiliza en el tratamiento y la prevención de la malaria y de otras enfermedades como artritis reumatoide o el lupus, según explica el diario La Vanguardia.

Por su parte, el medio RT Actualidad, asegura que el doctor que trató a los dos pacientes, Li Shusheng, comentó que el oscurecimiento de la piel se atribuye al efecto secundario de la cloroquina que les fue suministrado durante las primeras etapas del tratamiento y que se espera que el color vuelva a la normalidad una vez sus hígados, afectados por el cambio hormonal causado por la enfermedad y los tratamientos, empiecen a funcionar correctamente.

El cardiólogo Yi Fan estuvo conectado durante 39 días a una máquina de soporte vital, mientras que el urólogo, Hu Weifeng, tuvo mayores complicaciones y estuvo 99 días en cama.

Ambos ya se encuentran recuperados y destaca que los dos trabajaron con el doctor Li Wenliang, quien fue arrestado por la Policía por denunciar la amenaza que significaba el coronavirus y quien falleciera de la enfermedad en febrero anterior.