Última Hora

Cuatro taxistas de San Miguel de Allende, una ciudad colonial del centro de México donde viven más de 10.000 estadounidenses, fueron asesinados a balazos en lo que se presume es un ajuste de cuentas por venta de droga, informó este jueves la alcaldía.

"Fue un ajuste de cuentas, fueron por esta gente y al mismo tiempo", dijo a Radio Fórmula el alcalde de San Miguel de Allende, Ricardo Villareal.

Los hechos se registraron la noche del miércoles en dos puntos de la ciudad, ubicada en el estado de Guanajuato, donde ha repuntado la violencia ligada al crimen organizado cuando hace unos años era uno de los distritos más pacíficos del país.

Según las investigaciones, añadió el alcalde, estos asesinatos "tienen que ver precisamente con narcomenudeo, porque al ser San Miguel un destino turístico exitoso hay narcomenudeo".

Esta ciudad, catalogada como patrimonio histórico por sus majestuosas construcciones de la época colonial, atrae a turistas tanto mexicanos como extranjeros y es hogar de unos 10.000 jubilados estadounidenses.

Villareal señaló que estos asesinatos son inéditos en San Miguel de Allende, donde en 2016 se habían registrado sólo cuatro robos a transeúntes.