Última Hora

El principal afán de Zolila Roque es vender sus tortillas y helados en la esquina del barrio Loma Linda de Managua. Afirma que ya tomó una decisión respecto a las elecciones presidenciales del domingo en nicaragua.

“Si yo no salgo con mi carrito a vender, no vivo. Porque nadie va a decir 'tomá', el Gobierno no va a ofrecerme un plato de comida. No me queda otra opcion más que trabajar", dice la mujer.

Zoila pertenece al grupo de nicaragüenses que permanecen desanimados. La reciente encuesta de la firma costarricense CID Gallup reveló que el 44% de la población tiene poca o ninguna intención de votar. Un 55%, la mayoría, afirma tener mucho o algún interés en los comicios.

“¿Qué voy a hacer?, pues a votar”, dijo Juan Pablo, residente de Managua.

“Si voy a ir, como ciudadano nicaragüense, estamos en el deber ciudadano de votar por la persona que uno quiera”, agregó Luis Guillermo López, otro vecino.

“Claro que votaré, porque es un derecho que tenemos todos como ciudadanos de elegir a nuestras autoridades del país, ¿no?”, mencionó Carlos Matamoros, residente local.

Al otro lado del espectro, otros ciudadanos aseguran estar desanimados para participar de las polémicas votaciones del domingo, en las que el actual presidente Daniel Ortega busca un cuarto mandato.

“Si no voto, de todos modos, se lo llevan o se lo roban”, mencionó Arturo Cano, vecino de Managua.

“Bueno, la verdad es que nunca he votado por ningún presidente”, destacó Carmen Patricia.

La misma prestigiosa encuesta que lleva más de 30 años trabajando en Nicaragua arrojó que el 78 por ciento de la población considera ilegítima la reelección del actual presidente Daniel Ortega que se llevará a cabo el próximo domingo.

Donaldo Hernández, La Voz De América