Última Hora

Cuando uno tiene un préstamo y se atrasa en el pago, lo lógico es que le comiencen a cobrar.

El punto es que a veces no se trata solo de una llamada, sino de muchas, y si usted no contesta, probablemente le llegará un correo electrónico con el cobro.

Luego podrían seguir mensajes de texto, llamadas a otros miembros de la familia, al trabajo, e incluso mensajes un tanto amenazantes.

Si usted quiere ponerse en contacto con la Oficina del Consumidor Financiero puede llamar a los números: 2221-6624 o al 2221-6625.

También puede enviar un correo electrónico a la dirección: [email protected] o visitar la página www.ocf.fi.cr.