Última Hora

El motivador de vida Juan José Vargas llegó al trabajo de su hijo Rodolfo Vargas, reconocido biólogo, y así fue la sorpresa en el refugio herpetológico.

Se ve más delgado porque bajó unos cinco kilos después del susto que se llevó hace unos meses con el corazón.

La visita de papá a hijo fue muy curiosa, aunque don Juan José le tiene miedo a algunos animales.