Última Hora

No quiero nada es el tema punta de lanza de la incipiente carrera musical de Rubí Ibarra, la quinceañera cuyo cumpleaños enloqueció las redes sociales el año pasado.

La que antes era una tímida joven, hoy quiere conquistar gustos musicales con este tema pop-reggaetón que habla del amor y desamor y que fue subido a la cuenta de la joven en YouTube a mediados de este mes.

A pesar de las ofertas de Televisa y TV Azteca para que incursionara en la actuación, la originaria de San Luis Potosí decidió tomar el camino de la música, y para este primer tema cuenta con la participación de otro artista urbano llamado Yhan Rivera.

La fiesta de quinceaños de la muchacha se viralizó cuando su padre, Crecencio Ibarra, posteó un video de invitación en Facebook sin ningún filtro, aunque él pensó que solo la podían ver sus más cercanos amigos.

"Habrá una chiva, que creo que es de 10.000 pesos el primer lugar, y ya los otros dos, por allí nos acomodamos", decía Crecencio Ibarra, el padre de Rubí, con orgullo. "Quedan todos cordialmente invitados".

Fue así como miles y miles de personas confirmaron su asistencia -incluso estrellas de la televisión y la música-, al punto que la invitación llegó a ser aceptada por más de 1,2 millones de personas.

Al final llegaron entre 20.000 y 50.000 personas a la colorida fiesta, que contó con la protección de 50 policías municipales; incluso, hubo agencias de viajes mexicanas que ofrecieron paquetes especiales para acudir al quinceaños.

Los vecinos del lugar no dejaban de sorprenderse por la gran atención que acaparó la fiesta lo que se tradujo en mejoras para la comunidad, como que llegara la señal de telefonía celular.

Aunque la actividad puso en el mapa al pueblo de La Joya en San Luis Potosí, no todo fue beneficioso para esa región, muchos sufrieron por la llegada masiva de personas, como que la gasolina se agotara rápidamente.