Última Hora

Sarai Isaura González es una niña de 11 años que, desde el pasado 7 de setiembre, no tiene una infancia 'normal'. 

Esta hija del costarricense Juan Carlos González y residentes en Nueva Jersey, en la costa este estadounidense, es toda una celebridad, gracias al video Soy yo del grupo colombiano Bomba Estéreo y que ella protagoniza.

Desde ese día y hasta ahora el video cuenta con poco más de 4 millones de reproducciones en YouTube, y la niña -cuya madre Diana González es peruana- ha ofrecido entrevistas para medios importantes como NBC.

Otros como la revista Vogue, considerada la biblia de la moda, y el diario The Huffington Post le han dado amplia cobertura.

¿Qué hace especial la participación de esta niña en el video? La respuesta es sencilla: el video habla sobre la autoestima y no prestarle atención a lo que dicen los demás, más allá de las críticas o burlas (bullying). Y esta niña mitad costarricense se luce en su papel, con una naturalidad que ha encantado a propios y extraños.

"No te preocupes si no te aprueban, cuando ellos te critican... tú solo diles: soy yo, soy yo, soy yo", reza el estribillo de esta canción que ha enganchado a miles de personas, entre ellas periodistas estadounidenses.

"Mi corazón se llevó de alegría nostálgica y un mágico orgullo de una niña trigueña porque enseguida vi en ella a mi antiguo ser un poco torpe.

"A esa edad yo no tenía confianza en mí misma, pero si este video hubiese existido en aquel entonces, quizás andaría con mi flequillo ondulado, las cejas tupidas y un sentido único del estilo", escribió la periodista Cindy Rodríguez del diario The Huffington Post.

¿Cómo llegó Sarai hasta este video? Entrevistados por Vogue, los representantes de Bomba Estéreo aseguraron que ella fue seleccionada entre más de 100 niñas de rasgos o ascendencia latina.

"Ella tuvo algo. Nosotros pensamos que era perfecta para ser la vocera del mensaje de la canción, el cual es amarse a uno mismo sin importarle lo que los demás dicen de usted", expresó Liliana Saumet del grupo colombiano, que para esta canción combina ritmos urbanos.

NBC conversó con ella y su papá y Sarai aseguró que se identificó con el video porque ella fue víctima de acoso escolar.

"El mensaje del video es que uno debe ser uno mismo y no darle importancia a lo que los demás piensen de uno. Estoy muy orgullosa de ser parte de este video porque yo superé el bullying", expresó la niña a NBC.

Su progenitor asegura que los dificiles momentos que pasó cuando era acosada por sus compañeros hicieron de su hija una niña más fuerte.

La revista Billboard aseguró que se trata de "una niña con un nivel de confianza que está orgullosa de quien es y eso la hace única, a pesar de lo que otros chicos o gente en su barrio puedan pensar de ella".