Última Hora

Los premios Grammys de este año han discurrido con presentaciones de ensueño, otras con mucha emotividad -como la de Adele en honor a George Michael, que hasta tuvo que repetirla- y otras con mucha fuerza y energía como la de Lady Gaga con Metallica.

Sin embargo, fue esta última la que caldeó los ánimos de las redes sociales, luego de que el micrófono del vocalista de la agrupación metalera, James Hetfield, no sirviera al inicio de la presentación.

Al ver que el dispositivo no funcionaba Hetfield compartió el micrófono de Gaga.

La presentación prosiguió con explosiva fuerza, la misma que tiene el caldero del ciberespacio, donde los tuiteros lanzaron duras críticas contra la organización, aunque otros muchos se lo tomaron con humor.

No faltaron los comentarios de quienes se preguntaron por qué se le permitió a Adele repetir la canción Fastlove -ella se sobreemocionó al recordar a George Michael- y no se hizo lo mismo con Metallica.

Otras críticas también apuntaron a la poca cortesía de quien hizo el preámbulo de la actuación de Gaga con Metallica, puesto que solo la presentó a ella.