Última Hora

La cantante costarricense Debi Nova logró cumplir uno de sus objetivos como artista: estar nominada en los Grammys y ser invitada a la gala principal.

Ella estuvo en el Convention Center de Los Ángeles donde tenía la esperanza de poder llevarse una estatuilla al competir por el “Mejor álbum de pop latino o urbano” con su impecable producción “3:33”. Ella se enfrentó en la misma categoría a Bad Bunny, Ricky Martin, Kany García y Camilo.

Al evento llegó con un hermoso vestido rojo llamando la atención de los medios latinos e internacionales que estaban presenciando la alfombra roja.

“Como artista costarricense soñar con estar nominada a un Grammy e ir a la gala era una locura.  Y ahora lo estoy viviendo...que nadie les diga que sus sueños son inalcanzables,” escribió Debi en sus redes días atrás.

El Grammy al que aspiraba la costarricense se lo llevó el cantante puertorriqueño Bad Bunny, quien ganó con su obra musical llamada “YHLQMDLG”.

Pero la foto más comentada entre los seguidores de Nova fue la que subió con el “Conejo Malo”.

“Con el ganador. Felicidades Bad Bunny”, publicó en sus historias.

La cantante tica con más proyección internacional deslumbró con su belleza y en las entrevistas contó que le gustaría hacer una colaboración con John Mayer o Bruno Mars, su ídolo.