Última Hora

AXE, la marca de desodorantes que por años ha explotado la virilidad y la imagen de un macho alfa como armas de mercadeo para ganar adeptos con testosteronas descontroladas, dio un giro de timón radical en su más reciente campaña.

La marca de la estadounidense Unilever le apuesta al hombre con diversidad de comportamientos, gustos y anhelos, algunos de ellos que aún no encajan socialmente.

Por ejemplo, los hombres muy delgados, aquellos a los que no les gustan los deportes, los que aún son vírgenes, los que sexualmente experimentan con otros hombres, los que visten de rosado, los nerviosos, los que se deprimen, los que sienten miedo y aquellos que sufren ataques por ser 'diferentes'.

El cambio de rumbo mercadológico se enmarca en la campaña inclusiva recién lanzada llamada Find Your Magic (Encuentra tu magia), y que busca que los hombres se pregunten cuál es su lugar en el mundo en ámbitos como el psicológico y el sexual, explica el diario El País.

"El reposicionamiento responde a nuestra voluntad de actualizar la imagen de marca para adaptarla a las tendencias sociales actuales y romper con los estereotipos de masculinidad tradicionales", explicaron los representantes de la marca al diario español.

Agregaron: "Es necesario entender que el mundo y la sociedad en la que vivimos a día de hoy es muy diferente a la de hace 20 o incluso 10 años. En un entorno tan dinámico es vital que las marcas sean conscientes de lo que buscan y necesitan sus consumidores para lograr conectar con ellos".