Última Hora

El futuro de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) es un tema habitual en las campañas electorales; sin embargo, los crecientes esfuerzos hacia la descarbonización que persigue Costa Rica ponen hoy más que nunca en la mesa de discusión el papel que juega y debe jugar esta histórica institución.  

El actual gobierno aún no desiste en su intención de aprobar la ley que prohíba la exploración y explotación del petróleo y el gas natural, como un paso más hacia una transición definitiva a energías más limpias. 

Sin embargo, ese interés no ha tenido el mismo eco entre la oposición, que mantiene dudas sobre el momento y lo extensiva que pueda ser esa decisión.

¿Qué planes tienen los actuales candidatos presidenciales para Recope?

Le consultamos a los cinco primeros lugares de la carrera electoral, según la encuesta del CIEP, sobre cuál es el papel que la institución jugaría en un eventual gobierno y cuáles serían sus decisiones inmediatas.

Al cierre de esta nota, solo las campañas de Lineth Saborío (Unidad Social Cristiana), José María Figueres (Liberación Nacional) y Fabricio Alvarado (Nueva República) compartieron sus posiciones.

  • Lineth Saborío

La candidata del PUSC asegura que revisará “con cuidado” a Recope en sus primeros 100 días de gobierno, pero que las decisiones para con esta esta llegarán luego de ese análisis.

“Tenemos que volver a poner a las instituciones al servicio de las personas y que estén alineadas con los objetivos para los cuales fueron creadas, de tal forma que no haya duplicidad de funciones y se sea cien por ciento eficiente. Una vez lleguemos al gobierno y luego de hacer un análisis profundo de lo que encontremos, anunciaremos al país lo que haremos, siempre pensando en el bienestar de la gente”, dijo.

  • José María Figueres

El líder verdiblanco apunta a reformar y modernizar la institución.

Aseguró que son los impuestos los que hacen de los combustibles en Costa Rica unos de los más caros de la región, por eso, aseguró que apuntará a mejorar el servicio de la Refinadora y que se opondrá a nuevos impuestos, incluidos los relativos a los hidrocarburos.

  • Fabricio Alvarado

El aspirante de Nueva República detalló que sus planes para Recope son amplios y van desde comprar combustibles bajo criterios de rentabilidad (con la promesa de bajar en al menos ₡200 el precio del litro que pagan los costarricenses) hasta apostarle a una movilidad horizontal de la planilla de Recope para impulsar su eficiencia operacional.

Ninguno de los tres, por lo pronto, se plantea el cierre de la institución.