Última Hora

Los 27 países miembros de la Unión Europea dieron este lunes su respaldo político al acuerdo sobre inversiones con China, allanando así el camino para el entendimiento con la potencia asiática tras varios años de negociaciones. Diversas fuentes diplomáticas aseguraron que, en la reunión de representantes permanentes, ninguno presentó trabas y, por lo tanto, "el camino ha quedado despejado”.

La Comisión Europea -que dirige las negociaciones en nombre de la UE- informó a los embajadores que en las últimas reuniones con China se han dado "desarrollos positivos, incluyendo en estándares laborales", progresos que han sido valorados por los Veintisiete. Estos estándares se referían especialmente al presunto uso de trabajo forzoso en las granjas chinas.

Otro diplomático, que habló con la agencia AFP a condición de anonimato, señaló que la UE podría anunciar formalmente el acuerdo esta misma semana. "Debemos tener cuidado, pero mientras China esté de acuerdo, podría haber un anuncio oficial de Bruselas y Pekín al final” de esta semana, agregó. Luego, tendría que pasar el proceso de traducción, aprobación y ratificación por parte de los países, proceso que podría llevar meses.

Preocupación en Washington

La falta de compromiso de China con los derechos laborales seguía siendo un obstáculo, pero inesperadamente Pekín se mostró abierto en los últimos días a avanzar para ratificar los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, como exigía Bruselas. Este cambio ha permitido que la negociación avance justo semanas antes de que en Estados Unidos asuma la presidencia Joe Biden.

Este acuerdo sería un gran impulso para ambas partes y fortalecería los lazos económicos entre los gigantes antes de la llegada del demócrata a la Casa Blanca. El líder saliente de Estados Unidos, Donald Trump, trabó una guerra comercial con China, pero Biden ya ha expresado su preocupación por la posición de la UE en esta disputa.

"La administración Biden-Harris agradecería consultas tempranas con nuestros socios europeos de nuestras preocupaciones comunes sobre las prácticas económicas de China”, dijo el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, en Twitter la semana pasada, tras conocerse que un acuerdo estaba cerca.