Última Hora

Miles de personas manifestaron el sábado en Polonia por tercer día consecutivo contra la prohibición casi total del aborto en el país, que ya contaba con una de legislaciones más restrictivas de la Unión Europea en la materia.

El Tribunal Constitucional polaco prohibió el jueves el aborto en caso de malformación grave del feto, una decisión impugnada por la oposición liberal y organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres en el país de arraigada tradición católica.

Al canto de "Libertad, igualdad, derechos de las mujeres", los manifestantes marcharon por todo el país para denunciar la decisión judicial, a pesar de la prohibición de reuniones públicas decretada por el gobierno para luchar contra la pandemia de coronavirus. "Vergüenza" y "Guerra a las mujeres", se podía leer en algunas pancartas.

El fallo, de acuerdo con el deseo del partido ultracatólico nacionalista en el poder Derecho y Justicia (PiS), limita el derecho al aborto a dos únicos casos: peligro de muerte para la mujer embarazada y embarazo resultante de una violación o incesto.

La presidencia polaca y el episcopado de Polonia expresaron su "satisfacción" tras la decisión pronunciada por este tribunal, reformado por el gobierno del PiS y acusado desde entonces de contar entre sus filas con muchos jueces leales a este partido.

Según cifras oficiales, el país de 38 millones de habitantes registró en 2019 unos 1.100 casos de aborto, la mayoría de los cuales eran autorizados en caso de una malformación irreversible del feto.

De acuerdo con organizaciones no gubernamentales, el número de abortos practicados clandestinamente en Polonia o en clínicas extranjeras podría situarse en cerca de 200.000 al año.