Última Hora

En los alrededores del Monumento a la Democracia, en el centro histórico de la capital, entre 10.000 y 30.000 personas se congregaron hoy en una marcha pacífica de ambiente festivo, y una de las mayores protestas en Tailandia desde hace años, que se prolongó durante más de seis horas y que fue organizada por el movimiento "Free People".

Un movimiento apartidista

La manifestación de hoy, probablemente la mayor en Tailandia desde el golpe de Estado de 2014, es parte de un movimiento estudiantil que comenzó el 18 de julio, cuyo epicentro se haya en campus universitarios de todo el país y tiene un carácter apartidista y transversal en el que diferentes sectores, incluidos sindicalistas o activistas LGBT, están expresando sus demandas.

En el último mes se han sucedido manifestaciones casi diarias lideradas por estudiantes para reclamar una reforma de los principales órganos del poder, incluido la monarquía, rompiendo un profundo tabú de la sociedad tailandesa.

Por la tarde, los manifestantes de todas las edades se congregaron alrededor del Monumento por la Democracia de Bangkok, que se construyó en conmemoración de la revolución de 1932 que puso fin al absolutismo.

"Abajo la dictadura", corearon los participantes, muchos de los cuales sostenían pancartas con críticas al gobierno promilitar de Prayut. Otros llevaban carteles en forma de paloma blanca.

Los asistentes, la mayoría veinteañeros, entonaban canciones y elevaban tres dedos inspirados en la película "Los juegos del hambre" en señal de resistencia contra el autoritarismo al grito de "¡Democracia!"