Última Hora

Decenas de miles de personas se manifestaron el sábado (03.10.2020) en cientos de lugares en Israel en contra del primer ministro Benjamin Netanyahu, manteniendo su campaña de protestas después de que el gobierno prohibiera las grandes movilizaciones centralizadas, como parte de nuevas medidas de confinamiento ante la pandemia del coronavirus.

Los manifestantes han estado protestando cada semana frente a la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalén desde hace más de tres meses, para exigir su renuncia.

Después de imponer por segunda vez medidas de confinamiento a nivel nacional para frenar un agudo brote de coronavirus, el gobierno aprobó la semana pasada una normativa que permite a la gente protestar solamente a un kilómetro de distancia de sus casas.

En conformidad con las nuevas normas, los organizadores informaron que más de 1.000 protestas se efectuaron en diversas partes del país. En una de las reuniones más grandes, centenares de personas se congregaron en la plaza central Habima, de Tel Aviv, donde sonaron bocinas y tambores y corearon consignas contra el gobierno.

"La dictadura, auspiciada por el coronavirus", decía un cartel. Decenas de agentes se mantenían detrás de barreras metálicas y varias personas fueron arrestadas. Por su parte, unas 200 personas se reunieron afuera de la residencia de Netanyahu en Jerusalén.

Los manifestantes afirman que Netanyahu no debe fungir como primer ministro mientras enfrente un juicio por corrupción y lo acusan de torpeza en torno a la crisis de coronavirus que ha estropeado la economía del país. Muchos de los manifestantes son israelíes jóvenes que perdieron sus empleos.

La prensa israelí informó de agresiones contra los manifestantes en diversos lugares, incluyendo un incidente en el que una mujer de 57 años terminó con la cara ensangrentada en Tel Aviv. (ap, efe)