Última Hora

Paula Dapena, de 24 años y jugadora del club Viajes InterRías FF (3ª división femenina española), se negó a homenajear a Diego Maradona en un amistoso contra el Deportivo La Coruña (1ª) en Abegondo (noroeste de España), con victoria para las segundas por 10-0 en partido amistoso.

Mientras sus compañeras y sus adversarias se mantuvieron en línea, de pie, para guardar un minuto de silencio en homenaje a la leyenda del fútbol fallecida el miércoles a los 60 años, Paula Dapena estuvo sentada y dando la espalda a la grada, en el sentido contrario a sus compañeras, como gesto visible de disconformidad.

Víctimas de la violencia de género

"Por las víctimas no se guardó un minuto de silencio, entonces, obviamente no estoy dispuesta a guardar un minuto silencio por un maltratador y que no se haga por las víctimas", explicó la futbolista al diario web gallego Pontevedra Viva, aludiendo al reciente Día Internacional por la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (25 de noviembre), que no motivó ningún gesto similar.

Del mismo modo, Dapena explicó a la web Pontevedra Viva sus motivos a rechazar el minuto de silencio por considerarlo "violador, pedófilo, putero y maltratador".

"Lo volvería a hacer una y mil veces más", publicó, por su parte, la deportista en su cuenta en las redes sociales, en las que se ha convertido en tendencia por su gesto.

Dapena reconoció las "cualidades y habilidades futbolísticas espectaculares" del astro argentino, pero dice que "no se le puede perdonar todas las barbaridades que cometió" fuera de los terrenos de juego.

El gesto de Dapena rápidamente se convirtió en viral, y ha desatado fuertes discusiones en redes sociales no solo por su gesto, sino por sus fuertes declaraciones a la prensa.