Última Hora

Un tribunal boliviano especializado en cuestiones constitucionales rechazó el lunes (07.09.2020) la petición del expresidente Evo Morales para permitir su candidatura al Senado, que ya había sido inhabilitada por el órgano electoral.

La resolución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, que inhabilitó la candidatura de Evo Morales a la Cámara Alta, fue validada por la Sala Constitucional Segunda de La Paz con dos votos a favor y uno en contra, dijo a los medios el abogado Jorge Tamayo.

La presidenta provisional Jeanine Áñez celebró la resolución, con un mensaje vía Twitter en el cual destacó que el gobierno frenó nuevamente a Morales "con la ley en la mano, sin violencia ni enfrentamientos".

La votación había quedado empatada la semana pasada cuando uno de los vocales respaldó otorgar a Morales la tutela solicitada para habilitarse como candidato a primer senador por la región de Cochabamba por su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), y un segundo vocal la rechazó.

En la sesión instalada en esta jornada, un tercer vocal dirimidor "ha votado por negar la tutela a Evo Morales", señaló Tamayo.

Morales promete acatar el fallo

El exgobernante y líder cocalero reaccionó también con varios tuits: "Bajo amenazas y presiones de procesos, el dirimidor tomó una decisión política ilegal e inconstitucional. La historia demuestra que podrán inhabilitar a Evo pero no podrán proscribir al pueblo".

También aseguró que acatará la decisión del tribunal, "porque nuestro compromiso y prioridad es que el pueblo salga de la crisis. No caeremos en ninguna provocación".

Evo Morales (2006-2019), refugiado en Argentina tras renunciar en noviembre del año pasado, había acudido ante la corte constitucional de La Paz para que anulara la decisión del TSE y le permitiera ser candidato por la región central de Cochabamba.

El TSE le había negado el derecho a postularse por no tener residencia en esa región, en la que emergió hace décadas como líder político.

Bolivia irá a elecciones el próximo 18 de octubre, un año después de los comicios anulados por denuncias de fraude en favor del izquierdista Morales.