Última Hora

"Ha llegado el momento de actuar juntos como una nación revitalizada, un Reino Unido lleno de una confianza renovada en nuestro destino nacional y decidido por fin a aprovechar las oportunidades que ahora se nos presentan", dijo Johnson al presentar su texto en el inicio de la sesión.

Con 365 de los 650 diputados en el parlamento surgido de las legislativas de la semana pasada, el líder conservador tiene asegurada una victoria histórica. Y aunque el debate proseguirá a principios de año, el texto será definitivamente adoptado a tiempo para garantizar que el Reino Unido sale de la Unión Europea el 31 de enero sin más retrasos.

Marcando la apertura de un nuevo capítulo político y económico, el ministro de Finanzas, Sajid Javid, anunció el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra. Andrew Bailey, actual presidente de la autoridad de regulación financiera británica, asumirá sus funciones poco después del Brexit, el 16 de marzo.

Gran Bretaña deberá pagar obligaciones por 39.000 millones de libras a la UE

El acuerdo recoge cuestiones como los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido y los británicos en la UE, la factura de unos 39.000 millones de libras que Londres debe pagar para honrar sus compromisos con el bloque y la forma de mantener abierta la frontera terrestre en la isla de Irlanda.

También un periodo de transición, hasta el 31 de diciembre de 2020, para permitir que empresas y administraciones se adapten a la nueva situación y dejar tiempo para que Londres y Bruselas emprendan la segunda fase de negociación: la de su futura relación postbrexit. Los responsables europeos afirman que once meses es un período demasiado corto para negociar un ambicioso acuerdo de libre comercio.

Pero, determinado a evitar un nuevo aplazamiento, Johnson inscribió en su proyecto de ley una cláusula que prohíbe al Reino Unido toda extensión, lo que reavivió los temores de que el país acabe abocado a abandonar efectivamente la UE el 1 de enero de 2021 de forma brutal.

El proyecto de ley incluye también disposiciones para permitir que los tribunales inferiores británicos, y no solo la Corte Suprema, puedan anular los fallos del Tribunal de Justicia Europeo. Esto "garantizará que no nos enfrentemos a un cuello de botella legal y que, inadvertidamente, permanezcamos atados a las sentencias de la UE durante muchos años", explicó el portavoz de Johnson.

jov (afp, bbc3)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |