Última Hora

El COVID-19 se está extendiendo a una velocidad impresionante por muchos pueblos y ciudades de la India. El viernes, el país había registrado 18.376.524 casos con 204.832 muertes.

El gobierno de Nueva Delhi, bajo el mando del primer ministro Narendra Modi, ha sido duramente criticado por su gestión de la crisis, en la que permite la celebración de festivales religiosos y una mala gestión a nivel general.

Como resultado, decenas de miles de personas, especialmente en la capital Nueva Delhi, se han quedado sin acceso a asistencia sanitaria y decenas han muerto por falta de ventiladores y condensadores de oxígeno.

Muchos actores de Bollywood intentan ayudar a las personas necesitadas mediante contribuciones monetarias, suministros médicos y alimentos.

Actores en primera línea

El actor de Bollywood Sonu Sood, ha estado en primera línea desde que la primera ola de COVID-19 golpeó a la India. El año pasado, el actor ayudó a miles de trabajadores varados (que se habían trasladado a ciudades más grandes para encontrar trabajo), a llegar a casa después de que el gobierno de Modi impusiera un duro cierre en todo el país con apenas unas horas de antelación.

Este año, Sood ha puesto en marcha un servicio gratuito de ayuda junto con dos organizaciones médicas privadas. El actor interactúa frecuentemente con sus seguidores en Twitter, muchos de los cuales le piden directamente ayuda en la red social.

Priyanka Chopra Jonas, que es una estrella muy popular en la India y ahora vive y trabaja en Los Ángeles, ha iniciado la recaudación de fondos #TogetherForIndia con su marido Nick Jonas. Anunció la recaudación de fondos en Twitter e Instagram: "La India, mi hogar, está sufriendo la peor crisis de COVID del mundo", dijo, "¡y todos tenemos que ayudar! La gente está muriendo en cifras récord. Hay enfermedad por todas partes, y sigue extendiéndose y matando a gran escala”.

Ajay Devgn, otro destacado actor indio, se unió al Consejo Municipal de Brihanmumbai (BMC), en el centro comercial de la India, Bombay, para proporcionar instalaciones médicas a los ciudadanos afectados por COVID. El actor está colaborando con un hospital de la ciudad para crear Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para los pacientes.

Por su parte, el actor Gurmeet Choudhary también anunció que iba a abrir hospitales en Patna, en el este de la India, y en Lucknow, en el norte, con 1.000 camas cada uno. El actor ha formado un equipo especial para hacer frente al COVID y responder a las consultas de las personas necesitadas que intentan contactarlo.

La estrella de Bollywood Akshay Kumar, que tiene más de 40 millones de seguidores en Twitter, también donó 100 tanques de oxígeno a los pacientes de COVID en Mumbai. Kumar igualmente ha recibido muchas peticiones de ayuda de sus fans en Twitter.

La superestrella Salman Khan, muy popular entre sus fans y que puso en marcha la fundación Being Human, también echó a andar la iniciativa "Being Haangryy", que envía camiones de comida al personal policial y sanitario durante la pandemia. Khan visita regularmente los lugares donde operan sus camiones y también prueba la comida para comprobar su calidad, manteniendo las restricciones sanitarias, informa la revista Filmfare.

COVID y la censura en redes sociales

Sin embargo, otros actores han sido criticados por su apatía ante la crisis. Los periódicos y la prensa sensacionalista han publicado fotos de estrellas disfrutando de vacaciones en la playa, lo que ha enfurecido a los fans, que esperan más empatía de sus ídolos de la pantalla grande.

La actriz Kareena Kapoor, quien también participa en un concierto para recaudar fondos para la lucha contra el COVID, publicó recientemente un post en Twitter en el que pedía a la gente que fuera más responsable a la hora de llevar máscaras. Los usuarios de Twitter replicaron inmediatamente, refiriéndose al hermano de la estrella, el actor Ranbir Kapoor, que publicó fotos con su novia en una playa de las Maldivas, informó The Times of India.

Las plataformas de redes sociales, como Twitter, Facebook e Instagram, han estado recientemente en la mira en la India, después de que el gobierno del primer ministro Modi bloqueara casi 50 tuits que criticaban su gestión de la crisis del COVID, informó el medio de comunicación online The Print.

Entre los mensajes bloqueados había algunos de políticos de la oposición, periodistas y cineastas. Facebook también habría bloqueado algunas publicaciones con el hashtag #ResignModi, alegando que violaban las normas comunitarias del sitio web, informó The Quint.

Mientras tanto, el Tribunal Supremo de la India ha anunciado que el bloqueo de las quejas de los usuarios sobre la crisis de COVID se considerará un "desacato al tribunal", un delito punible de acuerdo a la legislación india. Según un informe de The Indian Express, el Tribunal Supremo, D.Y. Chandrachud, dijo: "Queremos dejar muy claro que si los ciudadanos comunican su queja en las redes sociales y en internet, no se puede decir que sea información errónea”.