Última Hora

La cuarta edición del Torneo Dorado Derby cumplió con su objetivo de fomentar el valor de la solidaridad al donar un total de 90 kilogramos de pez dorado a la Asociación Pro-Bienestar del Anciano San Francisco de Asís de Quepos.

Un total de 28 embarcaciones de Costa Rica y Estados Unidos formaron parte del encuentro deportivo Torneo Dorado Derby virtual  quienes cumplieron con todos los protocolos de seguridad establecidos por las autoridades del país ante la pandemia de la COVID-19.

De acuerdo los organizadores, el torneo deportivo sirvió, además, como plataforma para visibilizar las necesidades y requerimientos de la población adulta mayor de la comunidad de Naranjito, en Quepos. Fue así como los participantes manifestaron su agradecimiento al hogar de ancianos por la atención que le brindan a estas personas.

“Este hogar ha tenido una fuerte afectación en su presupuesto producto de la pandemia que vivimos en la actualidad. Ante esto, la institución ha tenido que recurrir a diferentes actividades para reunir víveres que permitan seguir alimentando adecuadamente a los adultos mayores. Estamos muy agradecidos por haber tenido la oportunidad de contribuir con este centro”, expresó Jeff Duchesneau, gerente de Marina Pez Vela.

Tanto organizadores como participantes resaltaron que actividades como el Dorado Derby buscan no solo servir como puntos de encuentros para realizar la práctica consciente de pesca deportiva, sino que también busca promover en todos los involucrados la importancia de retribuirle algo a la sociedad costarricense.

En la edición que se llevó a cabo este año, con el propósito de llegar a una mayor cantidad de personas, todas las actividades que formaron parte del torneo fueron transmitidas a través del canal de YouTube de Marina Pez Vela, convirtiéndose en un gran encuentro virtual.

“Vivimos un momento completamente atípico, pero para nosotros es importante mantener intacto ese vínculo con la comunidad, así que el Dorado Derby fue una excelente ocasión para confirmarlo. Son tiempos en los que, más que nunca, es necesario tenderle la mano a quienes más lo necesitan, especialmente si se trata de nuestra población adulta mayor”, afirmó Duchesneau.