Última Hora

No hay que ser un prodigio del análisis político para concluir que hay grandísimas posibilidades de que en las elecciones del 2022 haya segunda ronda.

Es muy difícil creer que, en el panorama político electoral, un solo candidato o candidata alcance el porcentaje necesario para ganar en febrero.

Así las cosas, posiblemente todo se resuelva en abril. Si no hay sorpresas, para esos mismos días del 2022 ya conoceremos quien será la nueva persona inquilina en Zapote.

Podría pensarse que todavía falta mucho, pero lo cierto es que esto es a la vuelta de la esquina. 

Es por eso que creo que ya es muy momento de que los aspirantes no solo muestren su interés por la presidencia, sino también que empiecen a mostrar claramente sus propuestas, sus ideas, sus soluciones.

No vale solo decir "combatir la pobreza". Esta meta es demasiado general. Es necesario decir cómo combatirla, qué pasos dar, o en cuánto tiempo hacerlo.

No solo es proponer "disminuir el desempleo". ¿Qué político no lo diría? Es vital ir más allá y decir qué ruta puntual tomar, qué obstáculos sortear y cómo no depender de las circunstancias del momento.

Creo que es un buen momento para empezar a explicarlo.